Informe Covid, el programa especial que Telecinco emite desde hace varias semanas, pulverizó sus datos de audiencia, con un share superior al 18% y con más de 2,8 millones de espectadores pegados a la pantalla. El motivo es bien claro: la entrevista en exclusiva que Iker Jiménez realizó a Li Meng-Yan, viróloga de la Universidad de Hong Kong que huyó a Estados Unidos por miedo a ser perseguida, interesó mucho a los españoles.

Todo comenzó en diciembre de 2019: «en esa fecha estaba realizando un trabajo de referencia de la OMS para la gripe H5», explicó Li Meng-Yan a los colaboradores del programa; «el consultor de la OMS Leo Poon le puso una tarea en exclusiva: revisar el virus de Wuhan desde el 31 de diciembre al 3 de enero». Esta fue la forma en la que la científica comenzó a investigar el SARS-CoV-2.

Pocos días después, se dio cuenta de que algo fallaba: «los virólogos ya lograron aislar al virus y descubrieron la secuencia del coronavirus. Yo alerté a mi supervisor pero decidieron no publicar la información». En dicha secuencia, se vislumbraba la posibilidad de que el SARS-CoV-2 fuese creado de forma artificial en un laboratorio: «el Gobierno de China se negó a permitir que los expertos de fuera, incluidos los de Hong Kong, investigaran sobre el terreno».

Su supervisor le pidió que guardase silencio y que tuviera cuidado: «que no tocara la línea roja, es decir, que no fuera contra los procedimientos del Gobierno de China y que no contradijera sus principios. Sino, me metería en problemas y podrían hacerme desaparecer». El secreto que no podía salir a la luz es que el virus no tiene el origen natural por el que muchos científicos apuestan: «el virus fue liberado en Wuhan».

Finalmente, y antes de finalizar su entrevista, lanzó un aviso: «tengo que difundir el mensaje antes de que me maten, todos tienen que saber la verdad y no me van a asustar».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here