Los mecánicos de la escudería de Fórmula 1 Red Bull protagonizaron en menos de una semana dos hechos históricos. El pasado domingo 17, en el Gran Premio de Brasil, realizaron el cambio de neumáticos más rápido de la historia, y ahora lograr hacer un ‘pit stop’ en gravedad cero.

A bordo de un avión de entrenamiento de cosmonautas Ilyushin Il-76 MDK y con el apoyo de la agencia espacial rusa Roscosmos, los mecánicos de la marca austríaca hicieron el inédito cambio de cubiertas a un Red Bull RB1 de 2005.

Para ello, debieron hacer siete vuelos y unas 80 parábolas, como se llama a los tramos en los que se asciende a 45 grados y luego se desciende con la misma inclinación, con lo que se genera un momento de ingravidez, por lo que hubo varias sesiones de filmación.

Al comenzar la experiencia, las pistolas neumáticas viajaban por el aire y algunos mecánicos, cabeza abajo, debían sostener al monoplaza para que no levantara vuelo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here