El robo de una sucursal del Banco do Brasil en Criciúma, no tiene precedente en el estado, por su tamaño y violencia, según el jefe del Departamento de Robo y Antisecuestro de la Dirección de Investigaciones Criminales del estado de Santa Catarina, en el sur del país.

Santa Catarina, sede de Florianópolis, es uno de los principales destinos turísticos elegidos por los argentinos para visitar.

«Es un acto sin precedente aquí en el Estado. Nunca ha habido un asalto de esta dimensión, con esta violencia y esto nos lleva a pensar que fue un forastero el que ha cometido el crimen», dijo Anselmo Cruz en entrevista con GloboNews.

El delegado informó que el grupo utilizó rifles calibre 556 y 762 y.50, capaces de derribar helicópteros. Los disparos se produjeron en edificios, establecimientos comerciales y el Batallón de Policía Militar de la ciudad. Los funcionarios de la ciudad fueron tomados como rehenes y colocados en medio de la calle para obstaculizar la acción de las autoridades.

Cerca de 30 kilos de explosivos fueron dejados por el grupo delictivo en el lugar, pero no se sabe cuántos realmente utilizaron.

«De hecho, es una acción extremadamente violenta y la movilización policial de la Policía Militar y Civil continuará durante varios días aquí en la región», dijo el delegado.

Según Cruz, el grupo que cometió el asalto es de fuera del estado, del Medio Oeste o Sudeste del país.

¿Cómo ocurrió el crimen?

Cerca de 30 encapuchados robaron una sucursal del Banco do Brasil en el Centro de Criciúma, en el estado de Santa Catarina, a las 23.50 del lunes. El atraco duró 1 hora y 45 minutos.

Las imágenes publicadas en las redes sociales muestran un convoy de autos negros que salen del centro de la ciudad de manera ordenada. Más tarde el alcalde Salvaro confirmó a la emisora Radio Gaúcha que los «bandidos» se habían escapado en un convoy de autos.

Un oficial de la policía militar y un guardia de seguridad resultaron heridos. Nadie murió.

Los delincuentes huyeron y parte del dinero se esparció por las calles. La cantidad tomada y abandonada no se calculó hasta las 7:30 AM. Cuatro personas fueron detenidas luego de recoger 810.000 reales (más de 150.000 dólares) que quedaron en el suelo por la explosión durante el asalto.

Los delincuentes también dejaron 30 kilogramos de explosivos. La policía desconoce el total utilizado.

Diez autos utilizados en el robo fueron incautados en un maizal de una propiedad privada en Nova Veneza, al noroeste de Criciúma.

Hasta alrededor de las 7:30 AM, Banco do Brasil no había comentado sobre el hecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here