Luis Suárez se ha despedido del FC Barcelona en un acto donde ha asistido su amigo Leo Messi además de los demás capitanes de la plantilla: Sergi Roberto, Gerard Piqué y Sergio Busquets. También estuvieron en el acto los directivos responsables del primer equipo y su familia. El futbolista no pudo contener las lágrimas en muchos momentos del acto.

La despedida

«Esto es todo imprevisto, porque no tengo nada preparado. Tengo que agradecer al club porque confiaron en mí en 2014. Sabían que cometí un error y siguieron confiando en mí. No era fácil aceptar eso. Los compañeros me trataron de maravilla. Toda la gente sabe el esfuerzo y el sacrificio que uno ha hecho antes de llegar aquí para cumplir un sueño. Soy consciente que se termina una etapa de la cual tengo que estar muy orgulloso por todo lo que hice, por llevarme amigos, porque son muchos años. Quería que se vieran que se va un ser humano, que tiene sentimientos. Mi familia, que son los que han soportado todo lo bueno y lo malo, me han apoyado en las dificultades. Pero me voy a quedar con todo lo lindo. Que mis hijos me vean marcar goles, levantar trofeos, jugar al lado del mejor jugador de la historia… eso para mí va a quedar en el recuerdo. Agradecer a la afición todo el cariño y sé que me siguen apoyando. Agradecer al staff que trabaja día a día. Quiero que siempre sepan que van a tener un culé más».

Un sueño hecho realidad

«Llegar aquí es un sueño hecho realidad. Llegar a los números que he tenido no te lo planteas nunca. En el Barcelona siempre tienes que rendir al máximo. Tengo que sentirme orgulloso de haber aguantado tanto. Me voy orgulloso y satisfecho. He vivido muchos momentos que quedarán en el recuerdo. También momentos complicados, los cuales uno se tiene que guardar. Me quedo con conseguir la primera Liga, conseguir una Champions, jugar con jugadores maravillosos con los que antes jugaba en la Play. Cada futbolista tiene su forma de despedirse, de vivir. Ahora en este momento tengo que disfrutar esto. Que estén mis compañeros aquí y mi familia es lindo».

Molesto con el club

«Fue un mes de locos, de decir muchas cosas que uno no las pensaba. Se han inventado cosas, se han filtrado cosas de manera indigna. Tenemos que intentar estar alejados de todo. Lo que hay que valorar ahora es que me tengo que sentir orgulloso de estos años en el club. Lo que tengo que hacer es cambiar el chip e iniciar una nueva etapa y estar agradecido al Barcelona. Nada de reproches. Hoy es mi despedida, no le daré el gusto a nadie. Quiero irme por los números que hice y por la historia que dejé. Cada jugador tiene su momento. Si el club y el jugador piensan que hasta aquí llegó, hay que aceptarlo. Y si es el jugador el que quiere irse, también. Cuesta, es difícil, son momentos raros y uno tiene familia. Hay que aceptarlo. Son cosas que pasan en el fútbol».

La llamada de Koeman

«Puedo aceptar lo que me dijo el entrenador. La llamada me la esperaba porque no soy ajeno a todo lo que se dice en los medios. De momento tenía contrato y entrené. Dije que me respetaran para poder buscar una solución, y no hubo problema para que siguiera entrenando. Es obvio que me siento capacitado para seguir compitiendo en LaLiga, y más con ese último año. Me voy de la forma que me voy. Me voy a seguir compitiendo, con una nueva ilusión. Hay veces que uno por más que tenga contrato, el jugador y el club necesita cambios. En este caso era que el entrenador no contaba conmigo. Cumplí las expectativas de lo que es ser un delantero en el Barcelona. Contento por lo que dejé aquí».

Atlético de Madrid

«Cuando el Barça me comunica que no cuenta conmigo, me pusieron en el mercado y hubo muchísimas llamadas. Yo me veía capacitado para ir a un equipo que compitiera de igual a igual con Madrid y Barcelona. Con Josema no he hablado, con Diego Godín sí y con Antoine también. Me voy a un equipo muy competitivo, que ha peleado LaLiga. Esto refleja lo que es ser un equipo competitivo y poder lograr algo importante en un nuevo equipo. Uno se va a competir a un rival directo pero ya veremos qué pasa en el futuro. No se va a mezclar los sentimientos por enfrentarnos a partir de ahora».

El futuro del Barça

«Se ve en los entrenamientos. Como en cada comienzo hay más ganas. Hay jugadores jóvenes, que eso aporta muchísimo. Lo que hablábamos con algún compañero, que este año hay más variantes y más posibilidad de rotación. Espero que los jóvenes aprovechen su oportunidad».

Reproche personal

«Puedo hacer mucha autocrítica. Los errores que hemos cometido en Champions. Hay que ser autocrítico ahí, tenemos que aprender y hay que ser profesionales para hacerlo. No me puedo reprochar nada, he pasado momentos complicados y he jugado hasta lesionado, y eso me lo valoro. Me tengo que ir orgulloso, de ser el tercer máximo goleador del club. Al socio le voy a estar eternamente agradecido por el apoyo que me dieron. Pasé momentos malos, de rachas, y me respaldaron y apoyaron. Sé que hay gente que estará dolida por las formas, pero no hay que quitarle protagonismo a seis años espectaculares que viví aquí. La espina siempre va a quedar, pero trataré de llevarme todo lo bueno, por los compañeros que tengo y por todo lo que hay que alrededor».

Relación con Leo

«Con Leo nos conocemos bastante, sabemos lo que pensamos y somos bastante grandes como para estar dándonos consejos. Todo el mundo sabe la relación que tenemos. Cuando uno llega te dicen cuidado con Leo que es delantero, después de muchos años decían que se llevaba mal con uno y con otro. Y ahora decían que le hacía mal. No diré quién. En mi caso, me tengo que ir orgulloso».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here