Gabriel Jesús nunca olvidará este 7 de julio de 2019. El delantero del Manchester City completó 75 minutos soberbios hasta que vio la segunda amarilla y dejó con uno menos a Brasil en la final de la Copa América ante Perú.

El ‘9’ de Brasil dio la asistencia a Everton en el primer gol del partido tras una maravillosa acción individual. Apenas tres minutos después del empate de Perú, volvió a desnivelar el partido con un gran gol que se une al que marcó a Argentina en semifinales -en cuartos de final, ante Paraguay, también marcó en la tanda de penaltis-.

El colegiado chileno Roberto Tobar no dudó un instante en mostrar la segunda amarilla a Gabriel Jesús por sacar el brazo en una pugna con Zambrano. El punta brasileño, que en la primera parte recibió la primera tarjeta del partido, se marchó haciendo gestos de indignación , dio una patada al césped, golpeó al banquillo y se quedó en las escaleras que van hacia el vestuario despotricando contra el árbitro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here