El conjunto merengue sigue ganando y manteniendo la distancia con el FC Barcelona. El partido que se disputó en el estadio Alfredo Di Stéfano con un Madrid con bajas y un Alavés soñando con ganarle al gigante blanco.

Las bajas en defensa y la no titularidad de Hazard hacían que hubiese muchos cambios en la alineación titular. Un Lucas Vásquez adaptado de lateral y sin Sergio Ramos se pensaba que la defensa sufriría más de la cuenta. El partido comenzó y hubo acciones de peligro por parte del conjunto visitante. Llegando a los primeros 10 minutos de partido, Mendy entra al área y es derribado por Ximo Navarro para que el árbitro no dudará en marcar la pena máxima. Sin el capitán en el campo, Benzema, que llevo el gafete en este partido convierte la oportunidad desde los 11 pasos.

El Alavés desperdició tres ocasiones de ponerse por delante bien pronto. Una descolgada de Edgar Méndez desembocó en un centro al segundo palo, entre el central y el lateral, que Joselu leyó perfecto, cabezazo al travesaño. El rebote le cayó a Lucas Pérez, que cabeceó a bocajarro y Varane sacó bajo palos. Eso a los tres minutos. Cinco después, Militao saltó como un tigre para evitar la escapada en solitario de Lucas Pérez. Terminó el primer tiempo con sensaciones encontradas.

Al inicio del segundo tiempo, con árbitro nuevo debido a la lesión de Gil Manzano en la primera mitad. Llega el segundo gol del local, Benzema al recibir un pase de Rodrygo que acabó en gol de Asensio a puerta vacía. Pero el árbitro de línea pitó fuera de lugar. El VAR interviene y con evidencias dan el gol cómo válido.

Con el 2-0  el partido se mantuvo con ocasiones para ambos. Mientras el Madrid no concretaba las opciones de Benzema, Vásquez y Rodrygo, Courtois atajó las llegadas de los atacantes vitorianos y mantuvo el cero es su portería en otro partido. El título asoma en el horizonte como una certeza cada vez más concreta para el Real Madrid. Próxima parada: el lunes, ante el Granada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here