Después de ser presentado por Florentino Pérez, Eder Militao (21 años) pisó el césped de corto. Sus familiares y representantes vivieron con emoción el momento, haciendo fotos y vídeos de cada detalle. El jugador, sin dorsal, dio algunos toques al balón, repartiendo desde el fondo sur 25 balones a los cientos de aficionados, en su mayoría niños, que fueron a recibirle. El momento culmen llegó cuando el ex del Oporto, para alegría de la afición, besó el escudo.

A continuación, volvió al vestuario, se vistió de nuevo de gala, y compareció en conferencia de prensa, donde minutos más tarde se sentiría indispuesto, lo que le obligó a abandonar la sala. Primero le precedió al micrófono Álvaro Arbeloa: «Querido Eder, enhorabuena por tu llegada al Madrid, desde hoy estás en tu casa y vamos a hacer todo lo posible para que tanto tú como tu familia estéis muy a gusto aquí. Seguramente hoy empieces el mayor reto de tu carrera, pero estamos seguros de que con tu talento y esfuerzo, y con la ayuda de la afición vas a conseguir muchísimos éxitos. Muchísima suerte, bienvenido al mejor equipo del mundo, bienvenido al Real Madrid».

A continuación, Militao respondió a las preguntas de los medios:

Sensaciones: «Es un día muy especial para mí y para mi familia. Estamos llegando a un nivel muy alto, al mejor club del mundo sin lugar a dudas. Es un día muy especial, estoy muy feliz de haber llegado al Madrid».

Perfil: «Soy un jugador polivalente, que juega siempre por amor a lo que hace, al que no le gusta perder y que siempre espero lo mejor de mí. Soy un jugador muy competitivo y muy competente».

Consejos de Casillas y Pepe: «Me han dicho que es un club, y todo el mundo lo sabe, que en cinco años ha ganado cuatro Champions. Me han hablado de la cultura, de cómo es el día a día. Me dijeron que viniera tranquilo, que hiciera un buen trabajo y que siguiera creciendo».

Sentimiento: «Sin lugar a dudas, las cosas han sucedido muy rápido en mi vida. He jugado poco en Sao Paulo y en el Oporto y, gracias a Dios, hoy llego al mejor club del mundo. He crecido mucho y estoy muy contento por llegar a estos objetivos. No me voy a parar aquí, quiero quedarme y hacer un trabajo estupendo».

Cómo se forjó el fichaje: «Cuando supe la noticia, estuve muy feliz, vi que estaba haciendo bien mi trabajo y no me lo pensé dos veces, claro. Inmediatamente dije que lo hiciésemos. Me veía jugando en el mejor club, es una sensación muy buena ver cómo un gran equipo quiere que trabajes para él y seas parte de la plantilla, así que fui muy feliz».

El Oporto sin él: «Ha habido muchos jugadores que se han ido, pero creo que no se queda mal porque también es un equipo muy grande. Con esas salidas aún hay jugadores que lo van a hacer muy bien para llenar esas vacantes. Con mi entrenador allí aprendí muchas cosas, es excepcional, me ayudó mucho desde que llegué y tengo que agradecérselo».

Posición y dorsal: «Aún no he hablado con Zidane. Estoy deseando hacerlo y poder trabajar con él. Espero que todo salga bien, que podamos hacer un gran trabajo. Sobre el dorsal, todavía no he pensado ninguno».

Competencia: «Creo que va a ser una disputa muy buena. He venido a hacer mi trabajo. He venido a hacer lo mío. Si el entrenador me da la oportunidad, voy a hacer un buen trabajo».

Herrera y la rivalidad con Atleti: «He visto que Herrera ha llegado al Atleti, pero no he podido hablar con él. Sé que hay una rivalidad muy grande, pero voy a intentar que Herrera y yo nos veamos».

Mensaje a la afición: «Les digo que pueden esperar un jugador muy competitivo, que va a jugar siempre como si fuera el último partido».

Si se ve titular: «Vengo para hacer mi trabajo. Si soy titular o no, lo decide Zidane, lo que él quiera. Estoy con los pies en la tierra y voy a hacer mi trabajo».

Presión: «Sí que hay presión, es un club muy grande. Pero es bueno que la haya».

Título soñado: «El mayor título que me gustaría tener es una Champions, por delante de la Liga».

Su año en el Oporto: «Ha sido una temporada muy buena. Desde que llegué, la plantilla del Oporto me dio fuerza. Han creído en mí. El mensaje hacia ellos es que he aprendido mucho. Las cosas están sucediendo muy deprisa».

El jugador se mareó al ser preguntado si se veía con Neymar y, tras un breve, «es una emoción enorme«, salió de la sala de prensa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here