En un partido trepidante, aguerrido y de mucha estrategia el Real Madrid logra sacar los tres puntos de una cancha complicadísima. El Granada, que es apodado el «mata gigantes» estuvo a nada de hacer honor a ese apodo.

En el Nuevo Estadio de Los Cármenes, el partido fue una montaña rusa de emociones, pero fue más un campo de batalla entre dos ejércitos con grandes estrategas. Tanto Zidane como Diego Martínez Penas lograron plasmar un juego basado en los jugadores y el trabajo que han hecho y tenido durante toda la temporada.

En los primeros minutos el conjunto merengue logra sacar una ventaja por medio de un lateral. Ferland Mendy rompe a la defensa con un pique y logra vencer al arquero metiendo un cañonazo. No pasaron ni 10 minutos y Benzema aumenta la ventaja con una definición de uno de los mejores delanteros del mundo. El conjunto blanco no paro de atacar, pero en la pausa de rehidratación el técnico local supo como frenar el ímpetu del visitante.

Al medio tiempo, se vio el mejor primer tiempo del Madrid desde el regreso a la actividad. Pero el Granada no iba a dejarse vencer tan fácil en su casa. Al arranque del tiempo complementario, los granadinistas mostraron su orgullo y tenacidad y lograron romper el récord de Thibaut Courtois con valla imbatida. El venezolano Darwin Machís logra el descuento e ilusiona a todos los rojiblancos.

Con varias intervenciones del arquero belga y una pelota sacada de la línea por Sergio Ramos le hicieron sufrir más de la cuenta. El Real Madrid terminó ganando el partido y casí asegurando el título de liga, pero el Granada demostró que no solo los nombres y estrellas pueden desplegar buen fútbol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here