Las noches mágicas de Champions League nunca defraudan, y el día de hoy ha brindado más emoción de la que se podía esperar. Hace seis años se hablaba del gol de Sergio Ramos que permitiría, más tarde, coronarse campeón al Real Madrid. El Estadio Da Luz es el inmueble perfecto para vivir una remontada de alarido.

El PSG es el equipo que más gasta en los mercados de fichajes, es el equipo que paga los mejores salarios y aun con eso en su espalda le ha costado mucho el partido ante un Atalanta ordenado, aguerrido y por sobre todo apasionado e irreverente para jugarle al conjunto parisino.

Las alineaciones eran las que debían ser, Kylian Mbappé no sería titular y le peso su ausencia al equipo. La presencia del francés en la banca le ponía más responsabilidad al astro brasileño Neymar, quien no se esconde en estas instancias para su equipo.

Inicia el partido y el brasileño tuvo la primera oportunidad del partido, en un mano a mano con el arquero Sportiello, Neymar lanza el balón por un costado y falla una de las ocasiones más claras del partido. El partido continuaría y el Atalanta sería el equipo que generaría más peligro, pero para la suerte del PSG, Keylor Navas no dejó que entrara ninguna de las primeras llegadas de los italianos.

Al minuto 27 llegaría el gol que abriría el marcador. Pasalic remataría dentro del área par vencer al arquero tico y hacer soñar a sus aficionados.

El PSG no ha mostrado mucho, y en el ataque en particular Icardi estuvo bastante ausente. Pero Neymar estaba inspirado en el inicio y logro tener un par de incursiones en solitario que estaban siendo las más claras para los parisinos. El primer tiempo terminaría con un resultado 1-0 y el PSG se iría frustrado al vestidor.

Para el inicio del segundo tiempo, el equipo francés tenía que atacar y comerse al equipo rival, pero el único que se miraba con esa mentalidad era Neymar, al minuto 60 entra Mbappé y ya no se encuentra solo el brasileño. A los 73 el francés tuvo la que fue de hecho una chance muy similar a la de Neymar en el primer tiempo. Un pase en profundidad por la izquierda del ataque pero a diferencia de Neymar, Mbappé definió al primer palo, bien cubierto por el arquero.

Llegaría el minuto 90 y el PSG se encontraba eliminado, pero con una asistencia de Neymar llegaría el defensa central brasileño Marquinhos remataría en el área pequeña y pondría el empate. Mientras todos pensaban en los tiempos extras y entre las grandes estrellas, llegó Choupo-Moting para poder meter a los franceses a las semifinales sin tiempos suplementarios.

El PSG elimino al modesto Atalanta, que con trabajo, dedicación y corazón se retiran de la competición con la cabeza en alto. El conjunto italiano perdió a Papu Gómez, su mejor jugador por una lesión, y eso les costaría mucho fútbol. El PSG perdió a su arquero Keylor Navas y que ha sido pieza fundamental, pero el golpe anímico que ha recibido el equipo, será muy difícil que el tico no quiera disputar la semifinal.

Al momento, solo los franceses se encuentran en semifinales, pero para ellos, lo único que tienen en la cabeza es jugar la final, sin importar el rival.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here