La serie animé Súper Campeones (originalmente llamada Captain Tsubasa) fue furor en las décadas del 80 y 90, cuando los niños de todo el mundo se sentaban ante los televisores para maravillarse por las jugadas tan irreales como espectaculares que los protagonistas de la serie lograban realizar en los campos de juego. Con el correr del tiempo, estos pequeños televidentes crecieron y muchos han intentado replicar algunas de las maniobras que se mostraban en el dibujo animado, ya que al ganar técnica y fuerza quisieron probar si estas eran posible de ejecutar.

Así ha ocurrido en varias oportunidades que futbolistas profesionales lograron imitar con éxito alguna icónica jugada del animé, mientras que otras veces se ha dado que en la vida real sucedieron acciones que si bien nunca fueron parte de la serie, podrían haberlo sido tranquilamente por su espectacularidad. Este es el caso del gol que marcó Irvin Cardona este fin de semana.

El delantero del Stade Brest de la primera división de Francia fue el autor de uno de los tantos en el triunfo de su equipo ante el Dijon por la tercera jornada de la Ligue 1. Cuando se jugaba el quinto minuto de adición y su equipo se imponía por 1 a 0, el artillero de 23 años recibió un centro al segundo palo que se convirtió en asistencia tras su fantástica definición. Es que el futbolista galo se despegó del suelo gracias a la fuerza de su pierna izquierda y al quedar suspendido en el aire, inclinó su pierna derecha hacia atrás para tomar impulso y nuevamente la llevó a toda velocidad hacia adelante para impactar el esférico y clavarlo en un ángulo para dejar sin posibilidades al arquero rival.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here