Casi catorce años después, Leo Messi dejó un terreno de juego tras ser expulsado. El capitán de Argentina vio la roja directa ante Chile en el tercer y cuarto puesto tras un enfrentamiento con Gary Medel que el paraguayo Díaz de Vivar lo resolvió con la expulsión para ambos. Una decisión que originó un tumulto.

El 18 de agosto de 2005, Messi había visto su única cartulina roja en un Argentina-Hungría, el partido de su debut con la Albiceleste a las órdenes de Pékerman. En aquella ocasión, la ‘Pulga’ apenas duró 40 segundos sobre el terreno de juego al propinar un codazo a un rival que le agarró repetidamente en una conducción.

Messi nunca fue expulsado en toda su carrera en el Fútbol Club Barcelona. En 687 partidos, cero tarjetas rojas. Con Argentina suma dos en 136 compromisos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here