Contra Bolivia venció aunque no convenció; pero ante Venezuela, ni una cosa ni la otra. Brasil no consiguió pasar del empate en la madrugada del martes al miércoles (horario peninsular) en el partido correspondiente a la segunda jornada del grupo A de la Copa América.

El conjunto dirigido por Tite, con Coutinho y Arthur en el 11 titular, llevó la iniciativa en el juego, pero se mostró incapaz de deshacer el 0-0 con el que finalizó el encuentro. Marcó tres tantos, pero todos ellos fueron anulados por el árbitro, en dos de las ocasiones a instancia del VAR. La clasificación para cuartos de final a priori está encarrilada, pero las sensaciones de Brasilno son nada buenas en un campeonato en el que, actuando como anfitrión, se espera que esté en la lucha por el título.

Después del 3-0 ante Bolivia, demasiado abultado por los méritos realizados, Tite introdujo un solo cambio en el 11: la inclusión de Arthur Melo en detrimento de Fernandinho. Y surgió efecto en cuanto a que el centrocampista culé completó una notoria actuación siendo el dominador del tempo del partido en la zona ancha, pero no bastó para lograr el triunfo.

Desde el pitido inicial Brasil se hizo con el dominio de la posesión, pero sin fluidez en la circulación del esférico como encontrar grietas en el muro dispuesto por Dudamel a modo de un 4-1-4-1 infranqueable.

En ese escenario transcurrió la primera mitad, con dos tentativas de Neres y Richarlison rondando el cuarto de hora de juego y un remate de cabeza de Rondón que se marchó fuera poco después como lo más destacable.

Todo ello antes de que llegase el primero de los tres tantos anulados, obra de Firmino en el 39’ pero cometiendo falta el atacante sobre Mikel Villanueva en el forcejeo previo a su remate a la red.

En el descanso Tite dio entrada a Gabriel Jesus en lugar de Richarlison, pero las cosas no cambiaron en demasía. De tres cuartos hacia delante, nadie aparecía hasta que Gabriel Jesus lo hizo en el 60’ para marcar asistido por Firmino, pero el tanto fue anulado al estar éste último en un fuera de juego señalado con la ayuda del VAR y recurriendo a ver la repetición por la pantalla.

Ese fue el segundo gol al que no se le dio validez. Y como no hay dos sin tres, el tercero llegó en el 87’, cuando Coutinho pareció erigirse como el héroe del día al mandar el balón a la red tras una buena jugada de Everton por la izquierda, pero el árbitro anuló el tanto asistido por el VARentendiendo que antes de rematar ‘Cou’ Firmino había tocado el cuero con la mano. Ni siquiera precisó de ver la jugada por la pantalla.

De ahí hasta el final Brasil siguió intentando marcar para ganar, y pudo hacerlo Fernandinho en la última jugada a la salida de un córner, pero no fue así y al final reinó el empate inicial entre los abucheos del público que se dio cita en el Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía.

Tras finalizar la segunda jornada de este grupo A, Brasil lo lidera con 4 puntos empatado con Perú, Venezuela se queda con 2 y Bolivia sigue con 0. En la tercera y última jornada, el próximo sábado, Brasil se medirá a Perú y Venezuela a Bolivia. Con todo por decidir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí