El futbolista marfileño del Crystal Palace, Wilfred Zaha fue víctima de comentarios racistas antes del partido contra el Aston Villa. Este lo denunció mediante sus redes sociales con distintas capturas de los mensajes recibidos mediante Instagram.

La policía de las West Midlands se puso en marcha para encontrar al culpable. Resultó ser un niño de 12 años quien mandará los mensajes racistas y con imágenes del Ku Klux Klan. El delantero no pudo marcar en la derrota de su equipo por 2-0.

«Esto es una absoluta desgracia y no debería ocurrir. Estamos contigo, Wilf, y con cualquiera que tenga que sufrir un abuso de este estilo» dijo el Crystal Palace en un comunicado lanzado luego del incidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here