Uganda anunció el miércoles dos nuevos casos de ébola, confirmando la primera propagación de la letal enfermedad tras el más reciente brote surgido en la República Democrática del Congo.

Los casos en Uganda muestran que la epidemia está ingresando a una fase «verdaderamente atemorizante» que podría causar la muerte de muchas más personas, dijo a Reuters un especialista en enfermedades infecciosas.

Un niño de cinco años que había cruzado la frontera a Uganda desde el Congo murió tarde el martes, dijo la ministra de Salud ugandesa, Jane Ruth Aceng, y ahora su familia está recibiendo atención médica y se encuentra bajo observación en aislamiento.

Los dos nuevos casos corresponden al hermano del menor fallecido y a su abuelo, dijo la ministra. La abuela de la familia había muerto recientemente de ébola.

«Esta epidemia está en una fase verdaderamente atemorizante y no muestra señales de detenerse», dijo Jeremy Farrar, especialista en enfermedades infecciosas y director de la organización benéfica Wellcome Trust, que colabora en la lucha contra el ébola.

El más reciente brote de ébola empezó en agosto del año pasado en el este del Congo y ya ha infectado al menos a 2.062 personas. Un total de 1.390 han fallecido.

Una epidemia anterior en África Occidental contagió a 28.000 personas y mató a 11.300, en su mayoría en Liberia, Guinea y Sierra Leona. El virus de expande por el contacto con fluidos corporales y causa una fiebre hemorrágica con graves vómitos, diarrea y sangramiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here