El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostuvo un pedazo de papel en el jardín de la Casa Blanca el martes y dijo que era su nuevo acuerdo de inmigración con México, que contiene disposiciones misteriosas, pese a que México dice que no tiene idea de qué está hablando.

«Voy a dejar que México haga el anuncio en el momento adecuado», dijo Trump a los periodistas en un día soleado en Washington. «Solo les doy mi palabra. Aquí está el acuerdo».

Cuando se le preguntó si México había aceptado convertirse en un tercer país seguro para albergar a los inmigrantes que buscan asilo en Estados Unidos, Trump dijo: «No voy a decir ni lo uno ni lo otro».

Más temprano en Twitter, Trump dijo: «¡La mayor parte del acuerdo con México aún no se ha revelado!».

Pero el lunes, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, sostuvo un documento y señaló los detalles previamente anunciados, incluido el despliegue de 6.000 soldados de México en su frontera con Guatemala para frustrar el aumento de migrantes centroamericanos que se dirigían a Estados Unidos.

«No hay otra cosa más allá de lo que acabo de explicar», dijo Ebrard.

Agregó que si la migración no disminuye, los dos países discutirían otras opciones.

Trump había amenazado con imponer un arancel del 5% a los productos mexicanos que llegan a EE.UU. a partir de esta semana, pero canceló la amenaza cuando México se comprometió a incrementar los esfuerzos para bloquear a los migrantes de Honduras, El Salvador y Guatemala que se dirigían al norte hacia EE.UU.

«Los aranceles son una gran herramienta de negociación, un gran productor de ingresos y, lo que es más importante, una forma poderosa de hacer que las compañías vengan a Estados Unidos y de que las compañías que nos han dejado para ir a otras tierras regresen a casa», escribió Trump.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here