El BMX siempre es un gran atractivo con sus carreras frenéticas y en las que los ciclistas están siempre al límite. Los accidentes y las duras caídas también son protagonistas, y en las semifinales de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 el estadounidense Connor Fields y la australiana Saya Sakakibara terminaron hospitalizados.

Accidente de Connor Fields

El estadounidense Connor Fields sufrió un duro golpe cuando se desarrollaba la tercera serie de la semifinal de BMX en los Juegos Olímpicos de Tokio, en la que también fue protagonista el argentino Exequiel Torres.

Fields, campeón de la Copa del Mundo en 2013 y 2020, tuvo que ser hospitalizado con un problema en la clavícula y pese a que tenía los puntos suficientes para clasificar a la final, no se pudo presentar por el duro accidente.

Connor Fields no fue el único, Saya Sakakibara terminó hospitalizada también…

En las semifinales del BMX femenino, Saya Sakakibara también fue partícipe de una dura caída que terminó con la ciclista australiana retirada en camilla y trasladada al hospital.

Sakakibara estuvo varios minutos tendida en la pista de carrera y desde el equipo australiano confirmaron que se encuentra bien después una conmoción cerebral leve.

Adicional a ello, la espectacularidad del BMX los Juegos Olímpicos también llamó la atención de Liam Gallagher, el cantante inglés, quien aseguró que el deporte en Tokio 2020 le voló la cabeza.

Por último, el argentino Exequiel Torres terminó quinto en la semifinal y se especuló con la chance de reemplazar al estadounidense Fields, quien no pudo competir por la medalla debido al accidente. Sin embargo, el reglamento no habla de una sustitución y la final del BMX masculino, que quedó en poder del neerlandés Niek Kimmann, solamente tuvo siete protagonistas.

Artículo anteriorEl Tata Martino suma su sexta final pérdida durante su carrera como DT
Artículo siguiente¡Nuevo Santiago Bernabéu! El Real Madrid vuelve a casa el 12 de septiembre

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí