Los expertos coinciden en que no habrá una salida fácil de la crisis sanitaria causada por la pandemia del covid-19, una enfermedad que ha contagiado a más de 13 millones de personas a nivel global, publica el periódico South China Morning Post.

Ahora el futuro dependerá de cómo los Gobiernos implementen estrategias y empleen herramientas, y de cómo las personas adapten sus vidas diarias a las actuales condiciones. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud, advirtió esta semana que «no habrá retorno a la vieja normalidad en el futuro previsible».

«Debemos que entender que este es realmente un virus sin precedentes para el que no existe una analogía histórica apropiada. A menos que desaparezca, continuará reavivándose dadas las oportunidades que los humanos presentan para el virus, sin usar máscaras, sin distanciamiento social; así que sí, esta es nuestra realidad mundial ahora», dijo Daniel Lucey, profesor adjunto de enfermedades infecciosas en el Centro Médico de la Universidad de Georgetown en Washington.

Lucey indicó que, aunque los cierres habían sido efectivos para detener la propagación de la enfermedad, «no había una respuesta perfecta y fácil» para controlar la pandemia debido al alto costo financiero y psicológico de estas medidas. «Se trata de hacer lo mejor que sea posible para disminuir notablemente la transmisión», dijo el profesor, y agregó que en EE.UU. puede haber continuas «olas de marea alta y olas de marea baja» de infección.

No obstante, el especialista tiene la esperanza de que el desarrollo de mejores tratamientos y pruebas rápidas, junto con medidas como el distanciamiento social y el uso de mascarillas, pueda ayudar a restaurar de manera segura algunos componentes de la vida normal en el futuro cercano.

Los expertos solo teorizan sobre cómo el virus va a comportarse en el futuro. Algunos lugares del mundo que parecían haber mantenido el contagio bajo control vieron un aumento de los casos de contagio después de que se aliviaran las medidas de distanciamiento social.

Los países más afectados por la pandemia son EE.UU. y Brasil, pero ahora el virus también se está imponiendo en la India y en Sudáfrica. Ghebreyesus advirtió que la pandemia «va a ir peor, peor y peor» si «no se siguen las normas básicas» para detener la propagación del covid-19.

Por su parte, el director ejecutivo para Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, señaló que en los países de América Latina «va a llevar tiempo» controlar la situación epidemiológica y que «en algunas zonas […] la transmisión está completamente fuera de control».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí