Este anuncio fue realizado por Adam Mosseri, director de Instagram, en un blog de la red social, en el que agregó que la compañía propiedad Facebook continuará trabajando en experiencias supervisadas por los padres de los usuarios más jóvenes.

En la publicación y en una serie de tuits, Mosseri explica básicamente que la culpa de esta decisión se debe a una mala interpretación de los propósitos de la aplicación por parte de los críticos y los medios de comunicación.

“Nunca fue concebida para niños pequeños, sino para preadolescentes (de 10 a 12 años)”, señala. Mientras que en otro tuit, comenta que la noticia del proyecto “se filtró mucho antes de que supiéramos lo que iba a ser. La gente se temía lo peor y teníamos pocas respuestas en ese momento. Está claro que tenemos que tomarnos más tiempo en esto”.

Hace algunas semanas, una publicación de The Wall Street Journal tuvo acceso a una investigación interna de Facebook, donde se advertía sobre el daño que Instagram provocaba en la salud mental de las adolescentes, sobre todo respecto a la percepción que ellas tenían de su imagen corporal.

En el blog, Mosseri explicó que el reportaje publicado por el medio “planteó muchas preguntas a la gente”, y afirma que esas críticas han ayudado a Instagram a introducir una serie de funciones contra el acoso.

Cuando se anunció este proyecto de Instagram para niños, Facebook fue ampliamente criticado desde distintos grupos.

La compañía respondió a los comentarios y afirmó que los jóvenes ya eran activos en internet y que era mejor que su experiencia estuviera supervisada. La empresa también anticipó que no mostraría publicidad en esta nueva aplicación.

“Facebook afirma que la creación de un Instagram para niños ayudará a mantenerlos seguros en la plataforma”, mencionó Kathryn Montgomery, del Centro para la Democracia Digital, a BBC News en abril.

“El verdadero objetivo de la compañía es expandir su lucrativa y altamente rentable franquicia de Instagram a un grupo demográfico aún más joven, introduciendo a los niños en un poderoso entorno de medios sociales comercializados que plantea serias amenazas a su privacidad, salud y bienestar”.

*Con información de DigitalTrends

Artículo anteriorClásico «santarroseño» entre Cuilapa vs Barberena termina en trifulca
Artículo siguientePersonal de la OMS cometió abusos sexuales en RD del Congo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí