Una de las situaciones inéditas de los inusuales Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 será la posibilidad de ver a la primera atleta transgénero que se cuelga una medalla olímpica.

Para ello, la nezoleandesa Laurel Hubbard ha tenido cumplir con los criterios físicos que exige la Federación Internacional de Halterofilia y el Comité Olímpico Internacional, aunque también afrontar las acusaciones de ventaja debido a sus condiciones físicas de nacimiento con cuerpo de hombre.

Sin embargo, la participación de Laurel Hubbard en cada una de las competiciones ha estado envuelta en controversia. Ha recibido las críticas de sus rivales y varias federaciones han intentado impedir que pudiera competir alegando su ventaja física.

Las reglas establecen que debe cumplir con el nivel de testosterona que indicaron los médicos durante al menos 12 meses anteriores a la competición y la halterófila cumple con estos parámetros desde hace años.

Deportistas referentes de la comunidad LGTBIQ+ como Caitlyn Jenner o Martina Navratilova se han posicionado en contra de que alguien nacido hombre pueda competir con mujeres. Un grupo de mujeres deportistas llamado Save Women’s Sport Australasia ha protestado contra que se permita a Howard pelear por una medalla olímpica.

«Es una política errónea del COI la que ha permitido la selección de un hombre biológico de 43 años que se identifica como mujer para competir en la categoría femenina», indicaron en una declaración conjunta firmada por varias atletas.

También la belga Anna Vanbellinghen, rival en los pesos pesados (más de 87 kg), ha apuntado que es injusto. «Lo primero, me gustaría insistir en que apoyo totalmente a la comunidad transgénero y que lo que voy a decir no es en ningún caso algo que rechace la identidad de esta atleta, pero para los atletas todo esto es un chiste malo», ha declarado.

«Desde mi punto de vista y teniendo en cuenta que no estoy informado sobre el tema, no pienso que sea lo más justo dejar a una persona transgénero competir en un deporte donde la fuerza es tan importante como la halterofilia», ha opinado el halterófilo español Andrés Mata. «Creo que esun agravio, una situación desafortunada», añadió.

«Desde mi punto de vista y teniendo en cuenta que no estoy informado sobre el tema, no pienso que sea lo más justo dejar a una persona transgénero competir en un deporte donde la fuerza es tan importante como la halterofilia», ha opinado el halterófilo español Andrés Mata. «Creo que esun agravio, una situación desafortunada», añadió.

Para el deportista español, quien también va a competir en Tokio, hay muchas dudas.

«Desafortunadamente, es algo que vamos a tener que vivir y supongo que los médicos y los científicos se habrán encargado de evaluar eso perfectamente y espero que lo habrán hecho bien porque si no la capacidad muscular que puede tener un hombre y en el desarrollo del cuerpo seguro que se ve muy beneficiada por eso», argumentó.

Por su parte, Laurel Hubbard no ha dado ninguna entrevista desde el año 2017 y se mantiene protegida de la exposición pública por la Federación Neozelandesa de Halterofilia.

Artículo anteriorSimone Biles estará en la final de barra de equilibrios en Tokyo 2020
Artículo siguienteAtleta Jessica Fox utilizó un condón para salvar su medalla

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí