Meadow Walker, la hija del desaparecido actor Paul Walker, está dedicada a las buenas acciones. La joven, de 21 años, ha anunciado que quiere construir una escuela para niños pobres y dedicarla a la memoria de su padre, que murió en un accidente de coche en 2013, informa el Daily Mail.

La joven está llevando a cabo esta iniciativa con la ONG Pencils Of Promise, que trabaja en Guatemala, Ghana y Laos. Por ahora ha conseguido reunir 11.000 de los 50.000 dólares que necesita.

 

Además de esta iniciativa, Meadow dirige la Fundación Paul Walker, dedicada a la promoción del cuidado de los oceános.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí