Hace exactamente un año, durante una abarrotada rueda de prensa que hoy parecería imposible, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que la COVID-19 era una pandemia.

Algunos dicen que esa declaración llegó demasiado tarde, facilitando el caos y las dificultades que seguirían a lo largo del año siguiente, con la mitad de la humanidad bajo las restricciones del virus apenas un mes después.

«A principios de enero sabíamos que se trataba de una pandemia y muchos de nosotros lo decíamos públicamente», dice Michael Mina, profesor adjunto de epidemiología en la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard.

«En el momento en que vimos que el virus se estaba extendiendo por todo el este de Asia, el sudeste asiático y hasta Oriente Medio, todo ello a las pocas semanas de su descubrimiento, deberíamos haberlo declarado como virus pandémico. No lo hicimos; el mundo no lo hizo y para mí eso fue el comienzo de la inacción como respuesta», añadió.

Cuando se declaró el COVID como pandemia el pasado mes de marzo, había más de 118.000 casos confirmados del virus en 114 países y más de 4.000 muertes. Muchos países europeos se cerraron esa misma semana ante el aumento de las hospitalizaciones.

Exactamente un año después, hay más de 117 millones de casos y 2,6 millones de muertes en todo el mundo, lo que supone un aumento del 99.000% en el número de infecciones.

Sin embargo, la declaración del 11 de marzo de 2020 se hizo sin bombo y platillo -en perspectiva, menos del necesario- y el director general de la OMS advirtió sobre el uso del término «pandemia».

«Pandemia no es una palabra que se use a la ligera o sin cuidado», dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, defendiendo su llamamiento porque los casos se habían multiplicado por 13 en dos semanas y el número de países afectados se había triplicado. «Es una palabra que si se usa mal puede causar un miedo irracional o una aceptación injustificada de que la lucha ha terminado, lo que lleva a un sufrimiento y una muerte innecesarios».

*Con información Euronews

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí