Gerard Piqué saltó a la cancha del estadio Alfredo di Stéfano para encarar al árbitro del Real Madrid vs. Barcelona. El defensor se quedó entre los suplentes.

Gerard Piqué no terminó contento con la actuación del árbitro encargado del Real Madrid vs. Barcelona.

Después del pitazo final, el defensor abandonó las graderías del estadio Alfredo di Stéfano para buscar al principal del compromiso por la jornada 30 de LaLiga Santander.

Las imágenes de la transmisión del compromiso mostraron al referente de los azulgranas protestando al juez por las decisiones que pudieron cambiar la historia en el choque de dos de los tres equipos que están luchando por obtener el trofeo del certamen.

De acuerdo con información del diario Marca, Piqué reclamó a la autoridad del clásico español por el escaso tiempo añadido (solo tres minutos).

Según el defensor de Barcelona, por la cantidad de incidentes, el periodo de reposición debió ser más.

El referente de los blaugranas estuvo con las revoluciones elevadas. Así que el delegado de la institución intervino entre el internacional español y el juez.

Carlos Naval intentó tranquilizar al central de los culés para que la acción no pase a mayores.

La misma fuente citada indicó que, al igual que Piqué, el entrenador Ronald Koeman también se dirigió al árbitro Gil Manzano por la labor en el partido liguero.

Todo ello ocurrió tras la conclusión del juego con victoria para Real Madrid (2-1).

¿Hubo penal?

La jugada más polémica del partido se produjo en el segundo tiempo. Ferland Mendy tocó a Martin Braithwaite dentro del área. El hombre de Barcelona cayó al césped y pidió penal. Todos los azulgranas se acercaron al juez para pedir falta. En ese lapso, hubo una interrupción larga y de ahí viene el reclamo de Piqué.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí