El Real Madrid sufrió para llevarse los tres puntos en su visita al Huesca, colista de LaLiga, pero el resultado mete a los blancos en la segunda plaza provisional de la clasificación, con tres puntos más que el Barcelona, que el domingo jugará contra el Betis (7º).

Además de por los puntos, la victoria tendrá un efecto balsámico para el Real Madrid y para su entrenador Zinedine Zidane, muy criticado tras los recientes malos resultados del equipo: eliminación en semifinales de la Supercopa (2-1 contra el Athletic) y la Copa del Rey (2-1 frente al Alcoyano, de la 2ªB) y la derrota en Liga la última jornada contra el Levante (también por 2-1).

“Nosotros vamos a luchar y yo el primero como entrenador. Siempre he dicho que soy un afortunado de estar aquí y no lo voy a dejar”, dijo Zidane en la previa contra el Huesca, pidiendo además “respeto” para sus jugadores y para él mismo.

Frente a un equipo muy organizado en defensa y que se adelantó con un tanto de Javi Galán nada más comenzar la segunda parte, el central francés Raphaël Varane, inhabitual en tareas ofensivas, fue el artífice de la remontada con un doblete (55 y 84).

La actuación del central francés es una buena noticia para el Real Madrid teniendo en cuenta que su compañero habitual en el eje de la defensa, el capitán del equipo Sergio Ramos, podría estar de baja varias semanas tras ser sometido este sábado a una artroscopia en su rodilla izquierda.

La prensa española habla de una ausencia de alrededor de seis semanas, que le haría ser baja para los dos partidos de octavos de final de la Liga de Campeones contra el Atalanta de Bérgamo, el 24 de febrero la ida y el 16 de marzo la vuelta.

Con información de Depor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí