El conjunto catalán no quiere bajarse de la disputa por el título en La Liga y consiguió un triunfo valioso en su visita a Andalucía.

El equipo catalán ganó 2-0 con goles de Dembéle y del astro argentino, que ya suma 19 en la temporada.

Nueve victorias en sus últimas 10 presentaciones en el torneo local le permiten al Barcelona de Ronald Koeman recortar diferencias y mantenerse a tiro del Atlético Madrid, actual líder de La Liga.

Ahora, la diferencia de los del Cholo Simeone es de dos unidades más que los catalanes, pero con un encuentro pendiente.

En el marco de la fecha 25, el conjunto culé superó al Sevilla de Julen Lopetegui en el Ramón Sánchez Pizjuan.

Con goles de Dembélé en la primera parte, tras una gran asistencia de Lionel Messi, y con otro del astro argentino tras una jugada combinada con el delantero francés, el equipo blaugrana triunfó 2-0.

El trámite del encuentro fue chato durante los primeros minutos de juego. Ambos conjuntos intentaron controlar al rival, sin llegar a inquietar al portero rival. Recién fue el delantero francés del Barcelona el que avisó a los 21 minutos.

Pero ocho minutos más tarde, a los 29′, una veloz aparición del punta terminó con el primer tanto del partido.

El equipo de Koeman recuperó la pelota, Messi la tomó en el centro del campo y le dio un pase preciso a Dembelé, que le ganó en la carrera a su rival y definió entre las piernas del arquero Bono.

Ventaja para el equipo visitante, que además cortó la racha del portero del Sevilla: el guardameta no recibía un tanto en contra por la liga española desde el 19 de enero.

En total fueron 556 minutos con la valla invicta, la mejor marca en la historia del club de Andalucía.

Una vez que se puso al frente en el resultado, el conjunto blaugrana tuvo dos acercamientos más en el área de los locales.

Una de la mano del neerlandés De Jong y otra con un disparo de Dest que se fue por arriba del travesaño. Antes del final de la primera etapa, Messi recibió una tarjeta amarilla por una infracción contra Fernando.

La segunda parte del partido fue toda para el Barcelona. El conjunto de Koeman se hizo dueño del juego y fue en la búsqueda de ampliar la diferencia en el marcador.

Y estuvo cerca en varias ocasiones: primer fue un centro que no pudo conectar Jordi Alba y unos minutos más tarde, el que casi amplia la ventaja fue Dest, que estrelló un disparo en uno de los palos.

Cuando restaban poco más de 20 minutos para el cierre, el defensor Lenglet anotó de cabeza tras un centro de Messi, pero la jugada quedó invalidada por fuera de juego.

Ya en el epílogo, los que construyeron una gran jugada fueron los mismos protagonistas del primer gol. Pero esta vez fue devolución de gentilezas entre el argentino y el francés.

Messi se la pasó a Dembélé, que asistió de espaldas para que el número 10 del Barcelona se lleve la pelota.

Golazo

El capitán de los culés dejó a un defensor en el camino, definió ante el cuerpo del arquero, la pelota rebotó en Bono y le volvió a quedar servida a Leo, que la empujo de derecha al fondo de la red.

Gran triunfo del Barcelona en una cancha difícil. Gol número 19 para Messi, que sigue al frente de la tabla de goleadores.

Ahora, será tiempo de esperar el resultado del Atlético Madrid para los catalanes en su lucha por alcanzar lo más alto de la tabla de la liga española.

*Con información de Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí