fanatico tatuaje messi

Sabía la hora exacta de su llegada. Tenía el dato preciso.

Alejandro González es argentino, fanático de River, y trabaja en el área del aeropuerto de Miami donde aterrizan los vuelos privados.

Era su oportunidad de ver cara a cara a Lionel Messi y conocerlo, tal vez la única, aunque eso nunca se sabe.

Eligió el lugar justo porque no había mucha gente y fue a su encuentro.

Nunca olvidará la recompensa: Leo le firmó la pierna e inmediatamente inmortalizó ese encuentro con un tatuaje.

A las 8 de la mañana, Messi y su familia llegaron a Miami en dos aviones provenientes de Rosario.

El comienzo de unas vacaciones bien merecidas después de largos 45 días sin verse y de la coronación del crack en la Copa América.

Ahí estaba Alejandro esperando con su celular y un fibrón negro. Ahora, además del tatuaje de River en la pierna derecha también lleva la firma del 10.

“No es que me lo encontré a Leo en Miami, yo sabía a que hora llegaba y dónde podía cruzarlo. Yo trabajo donde llegan los vuelos privados y los charters y se me dio de poder verlo en un lugar donde no hay mucha gente”, le contó Alejandro a TN Deportivo luego tener frente a frente al capitán del seleccionado argentino.

Según cuenta él mismo, Leo se paró con total amabilidad, aceptó sacarse una foto y le firmó la pierna.

Después de eso, salió derecho a convertir esa firma en un tatuaje que no se borre nunca más.

“Es super amable, es un grande, es vergonzoso el 10″, contó Alejandro sobre esos instantes en que conoció al mejor futbolista del mundo, que además tampoco tuvo problema en hacerle una firma a su amigo brasileño. “El también se la tatuó”, confirmó.

Messi tiene tres semanas de vacaciones por delante y repartiría los días entre Miami y algún destino paradisíaco del Caribe.

Después de ser campeón de América, y antes de volver a Barcelona, el objetivo es descansar en familia (viajó con su mujer, sus hijos, sus padres y algunos amigos) para recargar energía.

En Cataluña lo esperan para firmar el nuevo contrato que lo unirá al Barça por las próximas cinco temporadas, aunque él tomará la decisión de jugar hasta que sienta que está en su plenitud.

Tendrá la libertad de decidir cuánto poner un punto final sin costo económico. Además, aceptó reducir sus ingresos en un 50% para que el club pueda incluir su contrato dentro del presupuesto que le permite la Liga española.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí