Willian José marcó el 1 -0, pero Jordi Alba y De Jong revirtieron el marcador. Messi sigue a un gol del récord histórico de Pelé.

El FC Barcelona superó este miércoles 2-1 a uno de los líderes del campeonato local, la Real Sociedad, en un duelo que le sirvió al equipo de Ronald Koeman para acercarse a los clubes que más arriba están en la tabla y para ganar confianza de cara a lo que viene.

El local arrancó de la mejor manera, muy ágil en ataque, con sus tres referentes sin posiciones fijas y encontrando espacios entre la defensa del visitante, que atinó a presionar arriba pero rápidamente se vio obligado a replegarse para tapar huecos.

La primera clara fue a los 7 minutos con un centro de Jordi Alba, quien llegó hasta el fondo, y en el segundo palo apareció Antoine Griezmann, que tiró de primera a colocar, pero la pelota se fue apenas ancha. En la siguiente acción fue Sergiño Dest el que desbordó por derecha y lanzó un centro atrás perfecto para Pedri que cabeceó desviado.

Cuando todo era dominio del Barcelona, llegó la alegría para la Real Sociedad a los 27 minutos. Fue un tiro de esquina al segundo palo el que dejó desordenada a la defensa del cuadro catalán, atónita ante una pared de Robin Le Normand y Portu, quien al quedar de frente al arco optó por un buscapié cruzado que encontró a Willian José, quien solo tuvo que empujar el esférico para celebrar el 1 a 0.

En la siguiente jugada, a los 30 minutos, Jordi Alba empató el partido con un derechazo espectacular, tras un rebote en el área, que se clavó en un ángulo y dejó paralizado al arquero Alex Remiro.

Tras el tanto, el Barcelona se activó y tuvo dos acciones claras para ponerse en ventaja en las que participó Pedri, una de las figuras de la cancha en la primera parte. La primera fue una definición de Griezmann, que quedó mano a mano, dejó en el camino al arquero, pero su disparo dio en el travesaño. La siguiente fue de Braithwaite, que recibió del juvenil y al quedar cara a cara con Remiro pateó por arriba del horizontal.

El 2-1 llegó finalmente sobre el final de la primera etapa cuando el equipo de Koeman logró hacer girar la pelota de derecha izquierda para que llegue a Alba, quien con espacios pudo levantar la cabeza y en lugar de desbordar lanzó un pase al centro del área en donde recibió en posición de centrodelantero De Jong. El holandés sorprendió a todos en esa ubicación y definió con su pierna diestra para celebrar su conquista, luego de que el VAR corrigiese un inexistente fuera de juego que había sido cobrado por el juez de línea.

En el complemento el Barcelona salió a jugar de la misma manera y con el mismo entusiasmo, e incluso encontró más espacios arriba debido a que la Real Sociedad se mostró más ofensiva por necesidad. Messi tuvo su oportunidad para convertir, pero el arquero le ganó el duelo. Aunque la más clara fue la de Griezmann.

EL francés falló una oportunidad insólita al arrojarse al suelo a menos de medio metro de la línea de gol, pero con la mala fortuna de que la pelota le pegó en el pie y en lugar de salir hacia adelante lo hizo hacia un costado hasta llegar a los brazos del arquero que había quedado vencido en el primer palo tras el centro. Esa acción desafortunada le valió el cambio que se hizo minutos después para que ingrese Trincao.

Koeman realizó esa modificación y además sacó a Sergio Busquets para que sume minutos Carles Aleñá. Después de las variantes, la Real Sociedad creció, se adueñó de la pelota y comenzó a generar situaciones cerca del arco de Ter Stegen.

Faltando 7 minutos, el visitante contó una acción muy clara cuando Willian José probó de media distancia y exigió a Ter Stegen, que tapó el disparo pero dio un rebote largo que le cayó a Isak. El número 19, que había entrado minutos antes, definió pero se encontró con la reacción del arquero alemán a quien ya tenía encima y le tapó también su intento.

Pese a los intentos del visitante, que sigue siendo uno de los líderes del certamen aunque ahora con un partido más que el Real Madrid y tres más que el Atlético de Madrid, el partido acabó 2 a 1. El Barcelona ahora ostenta 20 puntos, seis menos que los punteros, y se ilusiona con pelear por el título. El domingo recibirá al Valencia en su estadio en otra prueba de fuego para el cuadro azulgrana que mostró una versión fantástica en la primera mitad pero que en los últimos 25 minutos del encuentro volvió a sembrar las dudas que viene dejando fecha tras fecha.

Por su parte, Lionel Messi no pudo convertir un gol y sigue a un grito del récord del brasileño Pelé, quien con el Santos marcó en 643 ocasiones en 757 presentaciones, cifra que ningún otro futbolista ha alcanzado en un mismo club.

Con información de Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí