El Real Madrid sufrió un inesperado descalabro que da al FC Barcelona la opción de igualar a los blancos en la clasificación.

El conjunto merengue no pudo aguantar jugar 83 minutos en inferioridad numérica por expulsión de Éder Militao y acabó desbordado y desfonado por un Levante que se fue a por el partido con convicción hasta darle la vuelta al marcador con goles de José Luis Morales y Roger Martí.

El Madrid se mantuvo con vida gracias a una ayudita arbitral en la acción previa al gol inicial de Marco Asensio y a un penalti parado por Thibaut Courtois ante Roger, pero todo fue en vano.

El desarrollo del partido quedó marcado por la temprana expulsión de Militao. Roger ganó la espalda a los centrales del Real Madrid y el portugués, tan torpe como siempre, derribó al delantero del Levante en la entrada del área cuando este encaraba la portería de Courtois con el cuero controlado.

La acción no dejaba ningún tipo de margen para la duda, pero Medié Jiménez tuvo que acudir al videomarcador para rectificar su decisión inicial de resolver la jugada con una cartulina amarilla.

El partido se ponía muy cuesta arriba para el conjunto dirigido, en ausencia de Zinedine Zidane, por David Bettoni, pero el árbitro catalán tiró de la ley de la compensación para echarle un cable. Solo cinco minutos después de la expulsión de Militao, concedió un tanto a Marco Asensio que vino precedido de un clamoroso penalti de Mendy sobre Sergio León.

El lateral francés soltó el codo en una disputa aérea. Una acción que en el centro del campo se hubiera saldado incluso con amarilla, pero que el colegiado no quiso ver ni consultar con el VAR. Kroos aprovechó para lanzar a Marco Asensio mientras medio Levante protestaba la falta. Y el mallorquín batió a Aitor.

La candidez de su defensa estuvo a punto de costarle un nuevo disgusto al conjunto granota, pero en esta ocasión, Marco Asensio falló en el remate tras plantarse solo ante Aitor con un primoroso control de balón.

Salvo estos dos destellos, el Real Madrid estaba a merced de un Levante que le empujó hacia su área. Y en ese dominio sacó partido de la falta de colocación de Odriozola para restablecer el empate. Morales ganó la espalda al lateral guipozcano para rematar a bote pronto un milimétrico centro de Miramón.

El Real Madrid sufría con Casemiro incrustado en el eje de la zaga y en manifiesta inferioridad en el centro del campo. Y sólo le quedaba la velocidad para intentar buscar el intercambio de golpes. De ahí que Bettoni diera entrada a Vinicius por un asfixiado Hazard..

Y el brasileño, poco hábil en tareas defensivas, cometió un claro penalti sobre Clerc. Un penalti que Medié Jiménez decretó a instancias del VAR a pesar de la presión de los jugadores del Real Madrid tanto dentro del terreno de juego como de la grada, donde Sergio Ramos hizo que la acción se revisara por segunda vez.

Coutois salió al rescate para repeler el disparo centrado de Roger y mantener a un equipo con vida.

Roger se sacó la espina minutos después con un golazo en una acción de pizarra que hizo justicia a lo que se estaba viendo sobre el terreno de juego y noqueó a un Real Madrid que ya había decidido dar por bueno el empate.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí