En el Rally Dakar que acabó la semana pasada se produjo un vergonzoso incidente de racismo y sexismo que ha sido censurado por la FIA en un contundente comunicado.

En un diálogo entre los pilotos Ales Loprais y Petr Pokora se pudo escuchar al primero decir: «Por tercera vez, me estoy empalmando. Mira, la mujer negra de Roudnice va hacia la derecha». Y Pokora replicó: «Bueno… Esa no está mal, es pasable. La otra no». Ambos se referían de forma vejatoria a Aliyyah Koloc y su hermana Yasmeen, las hijas de su compatriota y campeón europeo de camiones, el checo Martin Koloc, dueño del equipo Buggyra del Dakar, antes de que se iniciase la sexta especial en Arabia Saudí.

Las chicas de 16 años iban como periodistas, las Dakar Sistez, pero quieren pilotar algún día allá por 2023 viendo que Seth Quintero, con 18, ha ganado una etapa. Una de ellas, Aliyyah es piloto, tiene síndrome de Asperger (una forma de autistmo) y se expresa mejor al volante donde ha batido un récord de velocidad con la cabeza tractora de un camión de 1900 CV de potencia (218 km/h) con el que sueña con superar los 300 km/h.

Debido a este desagradable incidente, la Federación Internacional del Automovilismo ha emitido el siguiente comunicado: «La FIA, junto con ASO y la FIA ETRC, condena enérgicamente los comentarios desagradables y degradantes dirigidos a las pilotos de carreras de camiones FIA ETRC Aliyyah Koloc y su hermana Yasmeen por dos competidores en el Dakar. Y continuará invirtiendo importantes recursos y experiencia en el desarrollo de iniciativas para inspirar y fomentar la participación de niñas y mujeres jóvenes en el deporte del motor. La adherencia a los principios éticos y la promoción de una cultura diversa e inclusiva en nuestro deporte son de suma importancia para la FIA y la Comisión de Mujeres en el Deporte de Motor de la FIA».

Disculpas no aceptadas

Aunque Loprais se haya disculpado, el Club del Automóvil de la República Checa ha puesto de relieve que esto que ha pasado es inaceptable. «El Club condena tales acciones. Cualquier alusión sexista o racista es completamente inadmisible y esto también se aplica a un deportista profesional. Nos negamos a tolerar retórica similar», ha recalcado Bohumil Pácl, responsable de comunicación y marketing del Club.

Con información de Marca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí