Los guantes, el ring, los jabs y el gimnasio son una de las grandes pasiones deportivas de Saúl Álvarez, pero el boxeo no es el único deporte que entusiasma al Canelo, pues el golf se ha convertido en uno de sus más grandes amores.

Es por ello que ya se hizo habitual verlo enfundado en playera polo, gorra, pantalones largos o bermuda y portando el palo para intentar la mejor jugada, recorriendo el campo, lejos de los ganchos al hígado, pero con el mismo entusiasmo con el que sube al encordado a poner en alto el nombre de México.

El campeón mundial supermediano del CMB y AMBtuvo que parar su actividad en el ring por la pandemia de coronavirus, regresando este 19 de noviembre a la actividad ante el inglés Callum Smith, al que derrotó por decisión unánime en el Alamodome de San Antonio, Texas.

De la misma manera, debió parar su práctica del golf por el confinamiento, pues al convertirse en uno de sus pasatiempos favoritos lo llegó a jugar hasta cuatro veces por semana.

Pero al igual que en el boxeo, poco a poco ha regresado a los campos de golf, incluso en julio pasado fue uno de los participantes en el torneo American Century Championship, de Tahoe, Nevada, donde no sólo presumió sus habilidades, sino que también compartió el campo con otros destacados deportistas como el basquetbolista Stephen Curry, los ex jugadores de futbol americano Tony Romo y Kyle Williams, además del ex boxeador y ahora promotor Óscar de la Hoya.

A pesar de que no lleva mucho tiempo practicando el golf, su gusto por este deporte ha crecido a tal grado, que incluso ha mencionado que lo apasiona tanto que le hace recordar sus inicios en el pugilismo, por lo que está decidido a mejorar su juego, en cada oportunidad que tenga el palo en la mano.

Con información de Marca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí