El conjunto de Lionel Messi necesitaba imponerse para arrebatarle el trono a su rival, pero el 0-0 en el Camp Nou ha favorecido al Real Madrid tres jornadas del final.

Era el duelo más esperado en la definición de la La Liga española. El FC Barcelona y Atlético Madrid llegaron a su partido de la Fecha 35 de la Liga española como dos de grandes protagonistas en la pelea por el título, pero el encuentro terminó 0-0 en el Camp Nou y la definición del título quedó abierta a tres jornadas del final. El equipo del Cholo Simeone sigue en la cima pero sus perseguidores están muy cerca, con el Real Madrid dependiendo de si mismo.

Tanto Barça como Atleti salieron a disputar el encuentro con plan muy similar y con un sistema con tres centrales en el fondo. Aunque el equipo de Ronald Koeman –que tuvo que dirigir desde la grada por estar sancionado– se adueñó de la pelota desde los primeros minutos, fue su rival el que impuso condiciones y se mostró mucho más peligroso con balón. La primera gran chance fue tras un centro rasante de Carrasco desde la izquierda que remató Ángel Correa pero fue desviado por Lenglet.

Ambos entrenadores tuvieron que hacer cambios rápidamente. Sául Ñiguez reemplazó a Thomas Lemar en el Atlético porque cayó lesionado después de un choque fortuito con Pedri, mientras que Ilaix Moriba entró por Sergio Busquets, quien se retiró del partido mareado y con sangre en la nariz por un choque de cabezas con Savic. Una baja que afectó notablemente a la organización blaugrana.

En la recta final de la primera mitad, aparecieron las emociones. El equipo colchonero exigió tres veces a Ter Stegen: primero un remate de Llorente, luego un zurdazo de Luis Suárez y en la última un potente disparo de Carrasco que desvió el arquero alemán, quien luego también evitó que Suárez capture el rebote. El Atlético Madrid fue claramente superior al conjunto culé en el primer tiempo, pese a que Leo Messi apareció en el minuto 40 con un slalom que dejó en el camino a varios rivales y un tiro desde la frontal del área que tapó Oblak.

De cara al complemento, el uruguayo Ronald Araújo reemplazó en el Barça a Mingueza, quien sufrió mucho a Carrasco en la etapa inicial. El Barcelona poco a poco fue modificando la tónica del partido y empezó a gestionar mejor su tenencia.

Cuando se empezó a notar el desgaste de los dos equipos y se abrieron algunos espacios, el Cholo Simeone hizo a ingresar a Joao Felix por Sául. Koeman respondió enviando a la cancha a Sergi Roberto y Ousmane Dembélé para armar un 4-3-3 con Messi de falso 9.

El Barcelona siguió atacando con mucha frecuencia el área rival. Dembélé tuvo un cabezazo que se fue alto en el minuto 84 y, con el tiempo reglamentario cumplido, hubo lanzamiento de falta de Messi que se fue rozando el ángulo derecho de Oblak. Fue la última gran posibilidad que tuvo su equipo para intentar robarle el trono a un Atlético Madrid que con la igualdad se sostuvo en lo más alto.

El Aleti ahora es líder con 76 puntos, dos más que el Barcelona (74) y a tres unidades del Real Madrid (73). Este 0-0 en el Camp Nou le da la posibilidad al equipo de Zinedine Zidane, que viene de ser eliminado por el Chelsea en las semifinales de la Champions League, de alcanzar la cima si se impone este domingo al Sevilla, que ocupa el cuarto lugar con 70 puntos. Todo está por verse en las últimas tres fechas de un campeonato que sigue al rojo vivo.

Formaciones:

Barcelona: Ter Stegen; Dest, Mingueza, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Busquets, De Jong, Pedri; Messi y Griezmann. DT: Ronald Koeman.

Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Savic, Felipe, Hermoso; Carrasco, Koke, Llorente, Lemar; Correa y Luis Suárez. DT: Diego Simeone.

*Con información de Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí