Arthur ha colgado este miércoles un enigmático mensaje en las redes sociales. Colgando un video haciendo algunos toques de balón y una frase muy directa «una pasión que nunca me quitarán». El destinatario es desconocido hasta el momento.

Hay que recordar que el Barcelona ha cerrado su transferencia a la Juventus a finales de junio por 72 millones de euros más 10 en variables. La temporada no ha acabado para ninguno de los dos equipos y el brasileño no se sumará al conjunto italiano hasta el final de la Champions League.

Él ultimó partido de Arthur fue contra el Celta de Vigo, donde disputó 4 minutos y dos días después se confirmó su transferencia a la Juventus. Ha tenido momentos curiosos en la banca del club catalán, desde un bostezo en la grada mientras que el equipo se jugaba LaLiga hasta estar descalzo y prácticamente tumbado en el banquillo. Este tiempo no ha sido fácil para el futbolista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí