Apagón
La UEFA se une a otros actores del fútbol inglés en su boicot a las redes sociales durante el fin de semana.

Con esta medida pretenden denunciar las vejaciones, insultos y abusos que jugadores y clubes reciben diariamente en las redes.

El fútbol ha dicho basta. Cansados del racismo, de los abusos, insultos, vejaciones y del odio que muchos futbolistas reciben a diario a través de las redes sociales, los clubes y jugadores ingleses han promovido una iniciativa para boicotear durante cuatro días Instagram, Facebook y Twitter.

Este boicot a las redes comenzó el viernes 30 de abril a las 16:00 y se extenderá hasta las 00:59 del martes.

Los clubes de la Premier League inglesa, la English Football League, la Women’s Super League y la Women’s Championship silenciarán sus cuentas de Instagram, Facebook y Twitter en respuesta al “continuo y sostenido abuso discriminatorio” hacia los futbolistas y debido a su desesperación por la falta de acción de las empresas tecnológicas.

A esta medida adoptada por las principales ligas profesionales inglesas se han sumado la UEFA, la Premier League escocesa, la Federación Portuguesa de Fútbol, el Hoffenheim alemán y los clubes y jugadores de cricket de Inglaterra y País de Gales.

El cricket es uno de los deportes más populares en el Reino Unido y en los países de la Commonwealth, donde cuenta con millones de seguidores.

Este boicot llega después de los ataques racistas contra los futbolistas del Liverpool Trent Alexander-Arnold, Naby Keïta y Sadio Mané después de ser eliminados por el Real Madrid en la Liga de Campeones.

El defensa del Aston Villa Tyrone Mings también ha denunciado los insultos racistas que ha recibido recientemente a través de Instagram.

El delantero del Manchester City Raheem Sterling también recibió insultos racistas después de la derrota de su equipo contra el Leeds.

En un comunicado conjunto de la Football Association (FA) y de las cuatro ligas inglesas involucradas en este boicot se recordó que el pasado mes de febrero hicieron una petición a las empresas tecnológicas propietarias de estas redes sociales para que bloquearan o eliminaran con la máxima celeridad posible las publicaciones ofensivas, mejoraran la verificación de las cuentas y ofrecieran asistencia activa a la policía para identificar y perseguir a los autores de contenidos abusivos.

La FA y las ligas inglesas creen que la respuesta dada por parte de las empresas tecnológicas ha sido insuficiente desde entonces.

“Reiteramos estas peticiones en un esfuerzo por frenar el incesante flujo de mensajes discriminatorios y garantizar que haya consecuencias reales para los autores de abusos online en todas las plataformas”, dice el comunicado de esas organizaciones, entre las que también se encuentran la Asociación de Futbolistas Profesionales (PFA), la campaña contra el racismo Kick It Out y la Asociación de Aficionados al Fútbol.

“Es sencillamente inaceptable que las personas del fútbol inglés, y de la sociedad en general, continúen siendo objeto de abusos discriminatorios online a diario sin que haya consecuencias en el mundo real para los autores. Esto tiene que cambiar rápidamente y seguimos instando a las empresas de redes sociales a que actúen ya para solucionar esto”, declaró Edleen John, director de relaciones internacionales y asuntos corporativos de la FA.

“El fútbol es un deporte diverso, que reúne a comunidades y culturas de todos los orígenes, y esta diversidad hace que la competición sea más fuerte”, aseguró Richard Masters, director general de la Premier League.

La UEFA emitió un comunicado en que anunció que se sumaba al boicot promovido por el fútbol inglés. El máximo organismo futbolístico europeo silenciará sus redes sociales durante esos cuatro días.

“Ha habido abusos tanto en el terreno de juego como en las redes sociales. Esto es inaceptable y hay que ponerle fin con la ayuda de las autoridades públicas, los legisladores y los gigantes de las redes sociales. Permitir que la cultura del odio crezca impunemente es peligroso, muy peligroso, no solo para el fútbol, sino para toda la sociedad”, expresó en ese comunicado el presidente de UEFA, Aleksander Ceferin.

“Por eso apoyamos esta iniciativa. Ha llegado el momento de que el fútbol se pronuncie y me ha impresionado la solidaridad mostrada por los jugadores, los clubes y las partes interesadas. Insto a todo el mundo, jugadores, clubes y federaciones nacionales, a presentar quejas formales siempre que los jugadores, entrenadores, árbitros o directivos sean víctimas de tuits o mensajes inaceptables. Ya estamos hartos de estos cobardes que se escudan en el anonimato para vomitar sus ideologías nocivas”, añadió Ceferin.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí