Tiger Woods vuelve a lesionarse. El Tigre no salió en la segunda ronda del Northern Trust de Jersey debido a una tensión en el músculo oblicuo, en la zona cercana a los abdominales. “Fui a tratarme por la mañana temprano, pero desafortunadamente no estaba listo para competir”, decía Woods, de 43 años, que había firmado una primera vuelta de 75 golpes (+4) en la que se le vio caminar con problemas y algo rígido. Ya había tenido síntomas preocupantes de dolor el miércoles en el Pro-Am en el que dejó a mitad su vuelta.

Este 2019 ha sido para Tiger una montaña rusa en la que ha llegado muy alto. A principio de año tu que renunciar al Arnold Palmer, pero en abril se llevó el Masters de Augusta, su major número 15, en un retorno a lo más alto sin precedentes. Sin embargo, tras aquella victoria estelar, el Tigre sólo jugó cuatro torneos más y le ha costado mantener el nivel de juego en majors. Ahora llega esta preocupante baja.

Tiger ha sufrido hasta cuatro operaciones en su espalda a lo largo de su carrera, de ahí que esta baja haga saltar más de la cuenta las alarmas. Su retirada aquí pone en duda lo que queda de los playoffs de la FedEx Cup y del resto de temporada. “Espero estar la semana que viene en el BMW”, escribía Woods, que tiene el pase para ese torneo de la millonaria FedEx, que Tiger ganó la temporada pasada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here