El Grand Slam parisino se jugará con público aunque restringido. Según la Federación Francesa de Tenis. «El número de espectadores admitidos en el estadio será de entre el 50 y el 60 por ciento de la capacidad habitual» indico la FFT.

Durante el torneo, programado entre el 21 de septiembre y el 11 de octubre próximos, se tomarán otras precauciones que irán adaptándose a la evolución de la pandemia. Tanto los jugadores como cuerpos técnicos serán sometidos a un protocolo sanitario que será revelado más adelante.

Si la evolución de la situación sanitaria es favorable, saldrán a la venta más entradas a principios de septiembre, pero si fuera necesario adoptar medidas más restrictivas, la FFT se reserva el derecho de anular entradas y devolver el dinero. En las 12 hectáreas que constituyen el complejo se tendrá como obligatorio el uso de mascarilla aunque en las gradas será solo recomendable.

«Los diferentes espacios se adaptarán a las consignas sanitarias para permitir el respeto de las normas de distancia» indico la FFT.  En todo el torneo se intensificará la limpieza y desinfección de las diferentes zonas y se instalarán distribuidores de gel hidroalcóhólico para la higiene de manos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here