En el municipio de San Martín Sacatepéquez, Quetzaltenango, surge una idea de emprendimiento y con el paso del tiempo ha evolucionado.

Moisés Alvarado, inició en 2018 con una carretilla de mano que pintó de azul y blanco y con una estructura de madera llevaba los alimentos.

En 2019 fabricó un camioncito de madera de forma creativa y llamó la atención de sus clientes.

Siguió evolucionando y en 2020 tuvo la posibilidad de obtener un tuc-tuc y lo pintó como una camioneta de «parrilla» Golondrina. También ya empezó a vender otros productos.

Y este año don Moisés decidió comprar una bus pequeño, como los que se utilizan en Estados Unidos para vender los productos y la pintó como si fuera un bus «parrillero» de la empresa Xelajú.

Ahora ya tiene cafetería y panadería, también vende antojitos guatemaltecos.

Pese a la pandemia, el emprendedor guatemalteco demostró que se puede progresar con ideas innovadoras.

Fotos: Roberth Orozco

 

Artículo anteriorMP solicita retiro de antejuicio contra ex presidente Jimmy Morales
Artículo siguiente«Cacerolazos» surten efecto, vendedores de comida podrán volver a servir en los locales

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí