Ya es oficial, como se venía rumoreando los últimos días, Stefano Domenicali, ex director de Ferrari en la etapa en Fernando Alonso ha sido designado nuevo presidente de la Fórmula 1 en sustitución de Chase Carey, que seguirá vinculado al campeonato como presidente no ejecutivo. El relevo se hará efectivo en enero de 2021.

Domenicali, de 55 años, es licenciado en administración de empresas por la Universidad de Bolonia. Estuvo al frente de Ferrari entre 2008 y 2014, aunque antes, desde 1998, ejerció como director deportivo participando de la racha de seis campeonatos de constructores para la escudería italiana con Schumacher.

Tras su salida de la F1, en 2014 Domenicali fue nombrado vicepresidente de nuevas iniciativas comerciales de Audi, antes de convertirse en CEO de la marca Lamborghini en 2016, puesto que ha combinado con su papel como presidente de la comisión de monoplazas de la FIA.

Carey fue nombrado presidente de F1 tras la adquisición de la categoría por parte de Liberty Media en septiembre de 2016, y se convirtió en CEO una vez que se finalizó el acuerdo en enero de 2017, reemplazando a Bernie Ecclestone.

La Fórmula 1 ha hecho público el comunicado, una vez Lamborghini ha anunciado la salida de Domenicali.

«Estoy emocionado por unirme a la organización de la Fórmula 1, un deporte que siempre ha sido parte de mi vida. Nací en Imola y vivo en Monza. He permanecido conectado al deporte a través de mi trabajao en la Comisión de Monoplazas de la FIA y tengo ganas de trabajar con los equipos, los promotores, los patrocinadores y muchos socios en la Fórmula 1 para seguir haciendo prosperar el negocio», ha afirmado Domenicali tras ser nombrado presidente.

Su nombramiento hará que la próxima temporada haya al frente de la Fórmula 1 tres ex altos cargos de Ferrari: Ross Brawn como director deportivo del campeonato, Jean Todt como presidente de la FIA y Stefano Domenicali como presidente de la F1.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here