El delantero del Milan, Zlatan Ibrahimovic, vuelve a verse envuelto en polémicas y escándalos fuera del terreno de juego. El sueco fue ‘cazado’ conduciendo ilegalmente en las calles de Estocolmo y podría enfrentarse a una dura multa. Aunque será poco comparado con el Ferrari de 1,6 millones de euros en el que lo hacía.

El veterano futbolista se encuentra en Suecia desde que se suspendió la Serie A en Italia tras el brote del coronavirus en el país y sobre todo en Milan, donde reside. Precisamente en Estocolmo es donde guarda uno de sus coches favoritos, un Ferrari Monza SP2 descapotable que se regaló por su último cumpleaños.

Aprovechando su estancia allí, Zlatan salió a pasear con su bólido sin darse cuenta que el coche no está registrado, como ha confirmado la Agencia de Transporte de Suecia. “Está dado de baja y lo ha estado desde el 30 de marzo. No se puede conducir un automóvil si está dado de baja. Solo puede conducirlo hasta la inspección más cercana”, explicó Mikael Andersson, responsable de la organización.

Ibrahimovic ha pagado el precio de llevar un coche tan llamativo y que cautivó la mirada de los policías. El Ferrari Monza SP2 que se compró el sueco es parte de una edición limitada de 500 unidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here