Con un autogol de Bono a los 55 minutos, Real Madrid le ganó 1-0 a Sevilla en el Ramón Sánchez Pizjuán y se despidió de una sequía de tres partidos sin conocer la victoria en LaLiga.

Con un autogol de Bono a los 55 minutos, Real Madrid le ganó 1-0 a Sevilla en el Ramón Sánchez Pizjuán y se despidió de una sequía de tres partidos sin conocer la victoria en LaLiga.

El Madrid necesita los grandes escenarios para mostrar su versión más competitiva. No fue brillante, no fue espectacular, fue serio y solidario, donde y cuando más lo necesitaba. Ganó y recargó el depósito de oxígeno de Zidane, que sale reforzado del Pizjuán. Puede que el Sevilla no mereciese perder, pero concedió demasiado. Y eso, en duelos de altura, suele ser definitivo. Total, que el Madrid, esta temporada, suma el triunfo de Sevilla a los del Cam Nou y San Siro. Un equipo de grandes escenarios.

El Sevilla fió mucho al duelo ante los blancos. A Lopetegui le motivan los partidos frente al Real Madrid. Lógico. Lo cual puede no ser beneficioso. Rotó frente al Chelsea y aquello salió como salió. Y ante su ex equipo, improvisó a un lateral izquierdo forzado, Aleix Vidal. Por su sector insistieron los visitantes una y otra vez, en un arranque adecuado a la trascendencia del duelo. Si querían demostrar que estaban al lado de su técnico, lo lograron.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí