El director técnico de Barcelona, Quique Setién, dijo hoy que el VAR es «una herramienta extraordinaria» pero que en la Liga de España «no se está utilizando de manera unificada», al referirse a la polémica sobre su aplicación en los fallos de su competidor por el título, el Real Madrid.

«Hay situaciones que a todos nos extrañan en cuanto a la utilización del VAR, algunas acciones concretas, la misma acción alguna veces se va a ver y otras, no. Tenemos una herramienta extraordinaria pero no se está usando de manera unificada», aseguró Setién en la conferencia de prensa previa al clásico catalán de mañana ante Espanyol.

«Habría que ponerse de acuerdo en aclarar esto porque a veces te desconcierta. Cada uno interpreta a su manera lo que está pasando. Pero los árbitros y los del VAR deben unificar este criterio, si hay un contacto y van a ver una, hay que ver todas», analizó el DT.

Otra posibilidad, para el entrenador del Barça, sería «aceptar la decisión del árbitro en cada momento, como se hacía antes», aunque no puntualizó sobre las cuestionadas jugadas que se dieron en la victoria del líder, Real Madrid, ante Athletic de Bilbao, la fecha pasada.

A pesar de la diferencia de cuatro puntos con doce en juego, Setién confía en que Barcelona, con el astro rosarino Lionel Messi, pueda ganar el título de La Liga.

«Claro que podemos ganar la Liga, la realidad y las matemáticas lo demuestran. No es fácil pero hay que guardar la esperanza hasta el último día. Y casi ni pensar en lo que pueda hacer el rival», señaló.

En este sentido, el entrenador se refirió a las críticas que recibió por el juego de Barcelona en los últimos partidos. «Tengo superado desde hace tiempo los momentos que vive el fútbol, el circo en el que estamos. Me limito a hacer mi trabajo y la constancia que tengo del club es que están contentos con el trabajo que hacemos, y nosotros en bastante medida también. No vivo al día, trato de ver las cosas con un poco más de perspectiva», afirmó.

Por último, Setién minimizó la posibilidad que tendrá Barcelona de decretar el descenso de su vecino y clásico rival, Espanyol, que necesita ganar para estirar una fecha más el inminente desenlace. «No es el Barcelona quien manda a Segunda al Espanyol. Es consecuencia de un proceso de todo el año que ahora llega a su fin», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here