El Real Madrid necesita una reacción urgente tras el palo frente al Cádiz en el Alfredo di Stéfano. Ramos es consciente de ello y todo hace indicar que no faltará a la cita del miércoles frente al Shakhtar a la vista del entrenamiento de esta mañana. El capitán se ha ejercitado en Valdebebas sin problemas. Ha realizado una parte con el resto del grupo y después ha trabajado en el gimnasio. El hecho de que además quede aún la sesión de mañana le hacen ser más que optimista.

Sergio se lesionó en el primer tiempo pero las pruebas han confirmado que las molestias en la rodilla son solo producto del golpe y que no hay lesión. El de Camas ya no saltó al césped en la segunda mitad en el choque del pasado sábado por no arriesgar y su puesto lo ocupó Militao.

El Madrid sabe de la importancia de Ramos en este tipo de partidos. La idea es arrancar la fase de grupos con triunfo y más en casa dado que las dos primeras plazas que dan acceso a los octavos de final se antojan muy disputadas.

Los blancos ya comenzaron la campaña pasada con derrota en París y acabaron siendo segundos de grupo, lo que obligó a jugar la vuelta ante el Manchester City de los octavos en el Etihad, donde el equipo se despidió de la competición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here