El Senado de Estados Unidos aprobó este jueves un proyecto de ley que prohíbe la descarga y el uso de TikTok, la red social del grupo chino ByteDance, en cualquier dispositivo de empleados del gobierno o miembros del Congreso.

“TikTok representa un gran riesgo de seguridad y no tiene cabida en los dispositivos del gobierno”, tuiteó el servicio de prensa del senador republicano Josh Hawley, coautor del texto, que ahora pasará a la Cámara de Representantes.

La semana pasada, Hawley, junto a su colega demócrata Richard Blumenthal, pidieron al departamento de Justicia que investigue si los vínculos de la red social con China pueden representar una amenaza a la seguridad nacional. En el pedido también estuvo incluída la aplicación de videollamadas Zoom.

Los legisladores dijeron que los estadounidenses, que están pasando más tiempo que el habitual debido a los confinamientos por la pandemia de COVID-19, estaban sustituyendo las interacciones personales por llamadas de Zoom y también pasaban horas viendo videos de TikTok.

“Creemos que es imperativo que el Departamento de Justicia investigue y determine si las relaciones comerciales, las prácticas de manejo de datos y las conexiones operativas con China de Zoom y TikTok representan un riesgo para los estadounidenses”, escribieron en ese entonces ambos senadores.

La aprobación del proyecto tiene lugar en medio de tratativas para que las operaciones de Tik Tok por fuera de China dejen de estar en manos de una compañía del gigante asiático y pasen a una estadounidense.

La administración del presidente Donald Trump anunció la semana pasada que bloquearía la aplicación en el país si para el 15 de septiembre ByteDance no cumplía con esa demanda.

Desde entonces, la compañía comenzó una ronda de negociaciones con Microsoft con este propósito. Inicialmente, estas apuntaron a las oficinas de la red social en Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Sin embargo, este lunes el medio británico The Financial Times reportó que la empresa tecnológica fundada por Bill Gates expandió el abanico y ahora está detrás de todas las operaciones de Tik Tok. La red social no opera en China, donde tiene una red social propia que funciona de la misma manera, llamada Douyin.

El mismo Trump había indicado el lunes que “probablemente sería más fácil la compren todo en lugar de hacerse con el 30%”, agregando que, de cualquier manera, la operación deberá significar un pago “substancial” de tarifas al Tesoro de Estados Unidos.

Microsoft está negociando con ByteDance la adquisición de Tik Tok. Foto: REUTERS/Mike Blake

Además, India, que no estaba en el proyecto inicial de compra, es el mercado más grande de TikTok, con 650 millones de de descargas de la app.

En medio de una escalada de tensiones entre China e India en la frontera de Cachemira, Nueva Delhi prohibió en junio el uso de la app al considerarla una amenaza a su seguridad nacional. Pero una venta a dueños estadounidenses podría significar la rehabilitación de TikTok en ese importante mercado.

La lista de dificultades a sortear antes de que la operación se concrete es, sin embargo, larga, especialmente en lo referido a la vinculación tecnología entre TikTok y ByteDance, que deberá ser desmantelada para restaurar la confianza del gobierno estadounidense, como también el multimillonario precio a convenir.

En el marco de la guerra comercial entre Washington y Beijing y las crecientes tensiones geopolíticas entre ambos países, la administración Trump está buscando reducir la presencia de empresas tecnológicas chinas operando en territorio estadounidense por temor a una posible amenaza a la seguridad nacional.

Esto ya sucedió con el gigante tecnológico Huawei, al que Estados Unidos acusa de estar vinculado con el ejército chino y el Partido Comunista de China.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here