Es el partido que nadie quiere jugar, pero la selección argentina está obligada a afrontarlo. El sábado, el conjunto nacional enfrentará a Chile por el tercer puesto de laCopa América 2019 y Lionel Scaloni recalcó que el equipo irá por un triunfo para terminar el certamen de la mejor manera.

Sin embargo, en el aire aún flota la bronca «Albiceleste» por los fallos arbitrales que perjudicaron al seleccionado en la semifinal ante Brasil. Lejos de bajar los ánimos, el DT redobló la apuesta y dijo: «Me pasó algo muy curioso. Después de un partido, la reacción en caliente es pensar que te sacaron algo, pero al otro día a lo mejor más frío te tranquilizas y las cosas van cambiando. Acá fue totalmente diferente. Cuanto más pasa el tiempo, más nos damos cuenta de que nos sacaron algo. No tenemos dudas de eso».

«Estamos dolidos y creemos que lo teníamos en la mano. Hicimos los méritos suficientes dentro de la cancha para llegar a la final y con el tema del VAR, del arbitraje y de los detalles chiquitos del partido, te das cuenta de que algo pasó. Pero ya está, de alguna manera hay que dar vuelta la página y pensar en lo que viene. Nos sentimos muy dolidos y perjudicados», continuó el rosarino.

Argentina enfrentará el sábado a Chile por el tercer puesto de la Copa América de Brasil 2019 (AFP)

Scaloni comentó que hace poco tuvo una reunión con el presidente de la AFA, Claudio «Chiqui» Tapia, en la que ambos acordaron su continuidad hasta el 30 de diciembre, fecha en la que termina su contrato. «Más allá de eso no se habló. Los próximos seis partidos estaré al frente del equipo y después la AFA tendrá que tomar una decisión», señaló.

«Cuando asumí era un reto difícil y complicado, creo que lo sacamos adelante. Muchos de estos jugadores tienen nivel para estar en la Selección, otros tantos que no vinieron también. Lo que queríamos era que estos pibes se pusieran la camiseta y que compitan como lo hicieron con Brasil, con 70 mil personas y cuatro tipos de negro en contra. Eso lo conseguimos y estamos muy orgullosos de ellos. Para nosotros, eso ya es un triunfo. Lo que venga de acá a futuro esperamos que sea mejor, pero el primer paso ya lo dimos», agregó.

El entrenador -que en pocos meses pasó de estar como interino a ser confirmado como principal en el cargo- aseguró que ya no se siente a prueba.

«Mi prueba ya pasó: fue traer a estos pibes, hacerlos jugar con la Selección y hacerlos competir cómo compitieron. Algunos pueden estar de acuerdo de si la cumplí bien o no, pero lo que vinimos a hacer, lo conseguimos. En los próximos seis partidos haremos lo mismo que vinimos haciendo: que se sientan identificados con esta camiseta», recalcó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here