Maurizio Sarri ha empezado hoy su aventura como técnico de la Juventus. Durante su conferencia de presentación, el entrenador fue acompañado por el director deportivo Fabio Paratici (confirmó que, el ex del Napoli, siempre fue la primera opción), comentó los objetivos de esta nueva aventura y también las polémicas por su pasado napolitano y sus propias declaraciones durante el periplo azzurro.

Decisión: «No sé si es la elección más revolucionaria de mi carrera. Fui al Nápoles porque desde niño era hincha azzurro y ahí sentí que podíamos ser competitivos, por eso lo di todo. En los últimos meses ahí sentía que la aventura se estaba acabando y el club me sacó de dudas fichando a Ancelotti. Tenía ofertas de clubes italianos, pero preferí irme fuera y viví una experiencia preciosa, aunque sentía la necesidad de volver a Italia y la Juventus, que es el club más importante de este país, me dio esa oportunidad. Nunca vi un club querer fichar con tanta determinación a un entrenador».

Champions: «Lo que quiero hacer es levantarme por la mañana y buscar la manera para ganar los partidos. En Italia somos los favoritos, la Champions es un objetivo que debemos buscar con determinación feroz, pero hay que ser conscientes que en Europa hay equipos con su misma fuerza y que la Champions tiene unas dificultades monstruosas».

Cristiano: «Entrené a jugadores buenos, luego muy buenos en el Chelsea y ahora doy un paso adelante, es el top a nivel mundial. Es una gran emoción, es un chico que ha batido casi todos los récords y me gustaría que batiera conmigo alguno más, me gustaría poder influir en uno de esos. ¿Si iré a visitarle de vacaciones? Lo hablaré ahora con el club, veremos».

Pasado: «Hace dos años amenacé con una querella al periodista que dijo que me vi con la Juve no por el club, sino porque era una mentira. Mi primer pensamiento en aquellos años era batir a los bianconeri, era mi deber moral y profesional, pero esa aventura se acabó. Lo que hice viviendo esa rivalidad, igual lo hice con maneras excesivas, pero si tienes un rival al que quieres batir puedes ‘odiarlo’, aunque también apreciarlo».

‘Traidor’: «Hay jugadores que en público dijeron cosas, pero podría enseñar mensajes que lo cambian todo. A veces, se dicen cosas para convivir con un ambiente. Respeté a todos porque siempre trabajé dando el 110%, más que eso no puedo hacer. El Nápoles llevaba 30 años sin ganar y sentimos que podíamos por fin conseguirlo, no pudo ser pero el viaje fue maravilloso».

Dificultades: «Siempre hubo escepticismo hacia mí, cuando llegué al Empoli, al Nápoles, al Chelsea… Es normal que haya eso y también algo de rencor, pero conozco una única manera para superarlo: ganar y divertir a la gente».

Chandal: «Lo hablaré con el club, preferiría estar en el banquillo sin el traje, mientras que fuera lo llevaré, es una obligación de mi contrato. Todavía no lo hemos decidido».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here