La luchadora Ronda Rousey recientemente desencadenó una fuerte reacción por parte de varias colegas de la WWE al tachar de «falsas» las peleas organizadas por la empresa durante su participación en el podcast ‘Wild Ride’ con Steve-O.

«Me encanta la WWE, me lo pasé muy bien», dijo la excampeona de la UFC, que en el 2018 pasó de las MMA a la lucha libre tras firmar un contrato con la empresa número uno en EE.UU., donde posteriormente estuvo más de un año. Según la deportista, ahora quiere dedicar más tiempo a su familia y recuperarse de sus problemas de salud.

«Amo a todas las chicas en el vestuario. Como el infierno, sí, correr por ahí, tener peleas falsas por diversión es lo mejor. Amo la coreografía, amo actuar, amo el teatro. Es teatro en vivo. Es una de las últimas formas de teatro en vivo, y es muy divertido», agregó Rousey.

«No puedo gastar mi tiempo y energía de mi familia en un puñado de putos fanáticos desagradecidos que ni siquiera me aprecian», continuó.

«Me encanta actuar, amo a las chicas, me encanta estar ahí afuera, pero, al final del día, estaba como, ¡que les den a estos fanáticos, amigo!», agregó Rousey.

Sus palabras provocaron duras críticas e incluso amenazas por parte de otras luchadoras, que se mostraron dispuestas a rendir cuentas con la superestrella. Asimismo, los amantes del deporte tampoco escondieron sus emociones e inundaron las redes con comentarios contra Rousey.

En respuesta, la excampeona decidió publicar un comunicado a través de sus redes, en el que afirmó que todas las personas que sienten «indignación» por sus palabras, «nunca estuvieron en una pelea real». La excampeona subrayó que, si los combates no estuvieran planeados con antelación, sus participantes ya estarían «muertos».

«Cualquiera que esté indignado conmigo por llamar a la lucha libre profesional ‘peleas falsas por diversión’ nunca estuvo en una pelea real», nunca ha estado en una pelea real. Mientras todos ustedes andan de puntillas golpeando los enormes egos suaves de algunos luchadores profesionales, nadie está pensando en todos los luchadores reales a los que estás insultando cuando finges [que] la lucha profesional está de alguna manera en el mismo nivel de realismo», publicó Ronda en Instagram.

«Sí, lo entiendo: luchar 300 días al año durante años es increíblemente duro para el cuerpo y una profesión difícil. Pero, ¿sabes qué pasaría si tuvieras 300 peleas reales en un año? Estarías muerto», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here