Expertos de la Universidad de Miami señalan que las reaperturas, la falta de transparencia y la dificultad que tendrá la población para tener acceso a la vacuna agravarán la pandemia de la COVID-19 en América Latina.

El investigador Michael Tunis aseguró que, con solo el 8% de la población mundial, la región tiene más del 34% del promedio de muertes diarias en el mundo a causa del COVID-19.

Incluso, dice que la falta de transparencia será rebasada por la mortalidad del virus.

Según la doctora Patricia García, exministra de Salud de Perú, a la fecha se han documentado más de diez millones de contagios y unas 373.000 muertes, en la región, que deberían catalizar cambios estructurales ya que se darán otras pandemias y hay que estar mejor preparados.

“Latinoamérica ha sufrido mucho por cuestiones contextuales, que son las más difíciles de cambiar, pero creo que la ciencia en todos sus aspectos podría ayudarnos a dar luces», manifestó.

Además, afirmó que es necesario «empujar para que las políticas, de alguna manera, se basen en datos que ha sido una cuestión muy difícil”.

Por su parte, el politólogo Michael Touchton señaló que «no se sabe realmente cuántas muertes hay o cuántos casos hay». «Pero vamos a ver en un año o menos cuando las muertes crecen y crecen, será imposible evitar la evidencia”, agregó.

Según Adolfo Rubinstein, fundador del Instituto de Política Sanitaria en Argentina, los países que registran un mayor número de contagios nuevos son Brasil, Argentina, Colombia y México.

El académico además manifestó que es preocupante el acceso a la vacuna en la región.

“Me parece que el contexto global no está ayudando demasiado, me parece que hay una disputa entre el nacionalismo -no sé si llamarlo nacionalismo vacunológico- y la solidaridad global, es muy difícil que se logre el financiamiento sobre todo en los países más vulnerables que tienen menos chances de tener un acceso oportuno a la vacuna”.

La similitud de características económicas, culturales, sociales y políticas de la región podrían impulsar una visión común, ya que juntos se podría hacer mucho más que separados, concluyeron los analistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here