Megan Rapinoe ganó el segundo Balón de Oro femenino de la historia tras una gran años donde se llevó a su cada todos los premios habidos y por haber: la Copa del Mundo, la Bota de Oro, el MVP de la Final y The Best de la FIFA.

Sin embargo, ella sabe que no son solo reconocimientos por lo que hace dentro de la cancha, sino también fuera de ella. Durante el Mundial se encargó de posicionarse en contra de Donald Trump por sus políticas discriminatorias. “Este Balón de Oro me recompensa por ambas partes. Por un lado, soy muy buena futbolista. Por el otro, la gente entiende que actúo para encontrar soluciones a los problemas de nuestra sociedad. La idea es capacitar a otros para que hablen en voz alta”, afirmó en una entrevista con France Football.

En esta misma línea, la delantera estadounidense le pidió a las estrellas del fútbol masculino que la ayuden para visibilizar los conflictos que sufren cada día todas las jugadoras, sobre todo las de menor renombre, y dejen de llamarse a silencio. “Quiero gritar: ‘Cristiano, Messi, Ibrahimovic, ¡ayúdenme!’ Estas grandes estrellas no participan en nada cuando hay tantos problemas en el fútbol masculino. ¿Tienen miedo de perderlo todo? Lo creen, pero no es verdad. ¿Quién sacaría a Cristiano o Messi del mundo del fútbol por una declaración contra el racismo o el sexismo?”, señaló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here