El Ministerio de Salud habría comprado 30 mil pruebas para detectar coronavirus. Sin embargo, según una denuncia presentada por la propia titular de la cartera Amelia Flores estas serían falsas.

El nuevo escándalo de corrupción se dio en mendio de la pandemia de coronavirus e involucra a los representantes legales de la empresa Krom Científica e Industrial, Sociedad Anónima.

En este caso está involucrado el viceministro de Recreación del Ministerio de Cultura y Deportes, Ronaldo Estrada Rivera, quien aseguró tener todas las pruebas para evidenciar que este caso se sabía desde noviembre y el mismo no fue denunciado.

La denuncia

Según la denuncia presentada por Flores, el pasado 15 de febrero 2021, detalla que todo comenzó el 8 de septiembre de 2020.

Cuando fue creado en el Sistema Guatecompras el concurso para la “Adquisición de insumos para el fortalecimiento de la capacidad de diagnóstico de pacientes en los Hospitales Regionales de Zacapa, Huehuetenango y Chimaltenango”.

A través de este concurso se compraron 30 mil pruebas para detección de coronavirus SARS-CoV-2.

Con el aval, del entonces gerente general administrativo financiero del Ministerio de Salud, Ronaldo Estrada Rivera (actual viceministro de recreación de Cultura) mediante la resolución 587-2020.

Estrada Rivera está involucrado por haber firmado el contrato correspondiente, sin verificar el cumplimiento de requisitos legales pertinentes.

Facilitando la compra a la empresa Krom Científica e Industrial, Sociedad Anónima.

Estrada Rivera pudo impedir la compra, si se hubiese dado por él una actuación diligente y responsable.

Esto debido a que Estrada Rivera, supuestamente habría aprobado que las pruebas de coronavirus no pasara nunca por las bodegas centrales de la cartera de Salud.

Proceso de adquisición

Estrada Rivera explicó que nunca tuvo acceso a las pruebas que fueron almacenadas en los hospitales.

Debido a que el actual viceministro de Salud, Francisco Coma, intervino y ante la falta de cuartos fríos en las bodegas de la zona 7, en La Verbena, en donde originalmente debían ser recibidas y almacenadas, no se podía, debido a que se rompería la cadena de frío.

Ante ello, Coma ordenó que estas fueran llevadas directamente a los hospitales, según informó Estrada Rivera.

Este testimonio también se detalló en un oficio presentado en el MP.

En la denuncia se señaló que las pruebas nunca ingresaron al lugar de destino ubicado en la zona 7 que es la bodega central del Ministerio de Salud.

Ante ello Estrada Rivera señaló que informaron al viceministro de hospitales la carencia de cuartos fríos y se le solicitó una ruta diferente.

Esta fue avalada el 16 de noviembre de 2020, bajo el oficio VICEHOSP-FCM-1356-2020 en la que Coma, indicó que debían entregar 15 mil pruebas al hospital de Chimaltenango y otras 15 mil al área de salud de Huehuetenango.

Por lo que la sección de compras coordinó de esa manera las entregas con el proveedor de esa cuenta es que las mismas hayan sido parciales, completando las mismas en tres fechas para cada uno de los hospitales, Y según este ninguno de los dos lugares donde se entregó «informaron de algún problema con las mismas».

¿Quién firmó el contrato?

La ministra de Salud firmó el expediente, y yo -Francisco Rivera- compadezco como firmante.

«Flores es parte del proceso, no puede hacerse la víctima. El proceso de adquisición es transparente, es legítimo, se adjudicó al menor precio. Todo iba super bien en este proceso».

«Las compras de antigéno le ahorramos a Guatemala millones», concluyó el viceministro.

Durante la entrevista el Francisco Rivera afirmó que desconoce el porqué no sabían que el representante de la empresa que ofertó las pruebas no firmó el documento.

El documento de 34 páginas que se envió a la fiscalía detalló que:

“Ninguna de las autoridades involucradas en el proceso de adjudicación fue notificada respecto a los hallazgos que habría realizado el Laboratorio Nacional de Salud».

Sobre el pago

El viceministro afirmó que el área de Salud de Huehuetenango fue el primero en reportar el fallo en las pruebas el pasado 13 de enero.

«En este proceso la viceministra técnica tuvo responsabilidad en la adquisición de estas pruebas», afirmó el viceministro.

La denuncia se presentó hasta después que venció la fianza que le permitiría a Salud recuperar la inversión de Q7 millones 350 mil, que se le pagaron a la empresa, por las pruebas de coronavirus.

Atila BioSystems se pronuncia

La empresa Estadounidense, Atila Biosystems, fabricante de las pruebas de coronavirus, que habrían sido falsificadas y distribuidas en Guatemala, asegura que en sus registros no hay coincidencia entre el lote denunciado y los que se enviaron al país.

En un comunicado la empresa aseguró que los números de embarque y los colores de los tubos de reactivos no coinciden con la producción destinada para Guatemala.

Por lo que consideran que ninguno de sus empleados tiene responsabilidad en el fraude y temen que las 30 mil pruebas hayan sido falsificadas en Guatemala.

Pues la empresa denunciada y quien era socio de ellos sólo les había adquirido 1 mil 200 pruebas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here