Derek Chauvin, exagente de la Policía de Mineápolis (Minesota, EE.UU.) acusado en relación con la muerte del afroamericano George Floyd el pasado 25 de mayo, fue trasladado a una prisión de máxima seguridad, informan medios locales.

Según precisó el Departamento de Correcciones de Minesota, el acusado permanece en el correccional ubicado en la ciudad de Oak Park Heights, instalación con el nivel de custodia más alto en el sistema penitenciario de ese estado, cuyos reclusos «necesitan un mayor nivel de seguridad».

Despedido junto con otros tres oficiales involucrados en la detención de Floyd, el expolicía fue arrestado el pasado viernes por la Oficina de Aprehensión Criminal de Minesota y afronta cargos por asesinato y homicidio involuntario de tercer grado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here