Casi dos años después de haber lanzado esa frase contundente, Mauricio Pochettino cumplió con su palabra: el entrenador argentino rechazó ser entrenador del Barcelona, para asumir en lugar de Ernesto Valverde, quien hoy está en la cuerda floja.

Al ex DT del Tottenham le habían preguntado, en enero de 2018, si alguna vez le gustaría dirigir al conjunto culé. Y su respuesta fue sorprendente para muchos: dijo que jamás dirigiría ese equipo.

¿Por qué no lo tienta dirigir a un gigante como el Barcelona? Por su pasado en el Espanyol, el eterno rival: jugó 320 partidos en sus dos etapas (1994-2001 y 2004-2006) y luego fue entrenador (entre 2009 y 2012), logrando la permanencia en la máxima división.

«Soy hincha del Espanyol, creo que no hace falta hablar más. Es como si un día Daniel Levy (presidente del Tottenham) me despide, en algunos años, para mí sería imposible dirigir al Arsenal. Es el fútbol es muy difícil manter valores y ser leal con tu corazón y tus emociones, pero antes de ser jugador, de ser técnico, ser leal es más importante. Soy hincha del Espanyol, amo Espanyol», había asegurado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here