Los pilotos del transporte urbano se han manifestado por la prohibición del transporte público por la emergencia del coronavirus.

Pilotos de buses rojos le han solicitado al presidente Giammattei que los dejen trabajar y les den algún horario especial.

Los pilotos aseguran que ellos ganan día a día y señalan que «si no los mata el coronavirus, el hambre lo hará».

Por la orden presidencial, los buses están estacionados en la Alameda, zona 18. Los pilotos aseguran que incluso las extorsiones continúan y se les han acumulado las cuotas

Uno de los pilotos habló con Prensa Libre y aseguraron que ya no tienen con qué sobrevivir:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here